Sín título

nopromissesLos escritores se dividen entre los que ponen un título antes de empezar a escribir y los que lo ponen al final. Yo soy muy bueno poniendo títulos, pero sólo sé ponerlos al final. Lo cual quiere decir que antes de ponerme a escribir no sé qué voy acabar diciendo. Esto es un gran problema que revela una preocupante ausencia de pensamiento estructurado e incapacidad de marcarme objetivos a medio y largo plazo. La cosa no tendría mayor importancia si no fuera porque creo que necesito escribir una novela, concretamente otra novela innecesaria que casi tengo totalmente pensada desde hace muchos años. Pero sospecho que seré incapaz de empezarla hasta que tenga un buen título.


  1. Perro, los títulos al final. Siempre.
    Ponte a ello. Deja fluir tus ideas y el título vendrá solo.
    Yo aún estoy buscando el título de mi vida. Y ya lo he cambiado varias veces.
    ________________________

    Tare, no me tenga miedo. La reinserción funciona.

  2. “Teoría del vicio en primavera”; “Las gulas no tienen ojos pero yo tengo tres”; “Memorias de un golfo socialdemócrata”.

  3. Vaya, hoy hemos cogido a Perroan en la Happy Hour. Aunque no sé de qué va la novela, puedo intuirlo y digo: “Las bragas a mordiscos”.

  4. Robby dice:| 20 marzo, 2013 en 11:59 “Historia de un idiota contada por él mismo” ya está cogida, ¿no?.
    ——–

    M. ya se lo cogió antes.

  5. Kenzo, con “Sexo en Bilbao” no da para una novela. Para un tuit y justo justo.

  6. Refutación de la pobreza:

    Si los pobres no pueden hacer el bien que podrían hacer los ricos si quisieran, los pobres no pueden ser demasiado buenos.

  7. Ayer, en algún canal del digital que no recuerdo, pusieron un reportaje muy interesante sobre la TEC ( terapia electroconvulsiva ) y sus actuales indicaciones en el campo de las enfermedades mentales. El hombre con un trastorno mental ( fundamentalmente tipo obsesivo) es un ordenador,que, llegado a un punto de saturación por sobreinformación que recibe su cortex cerebral se satura, es decir, se cuelga. Damos al ratón infinitas veces, le damos más y más órdenes y lo bloqueamos más. A qué recurrrimos?. Sí, eso, al reseteo : agredimos su memoria apretando el botón de on como si nos fuera la vida en ello. Encendemos y..bualá: funciona, y para colmo se ha olvidado de las órdenes dadas.
    La tec resetea al obsesivo: saturado, bloqueado de tanta información cuyo cerebro no discrimina como real o ficticia: plas, descarga eléctrica, seguida de un día de sedación y el obsesivo se despierta con su mente libre, capaz de nuevo de recibir órdenes y procesarlas.

  8. Perro, pruebe con “DINA4, 225 pp., doble espacio, arial narrow, 12”, como cuando te acercas al letrerito de ese cuadro y lo que pone es una fecha, y cosas como “amianto sobre naylon y boli bic, técnica mixta”, tú mendigando sentido y te encuentras con la promesa cumplida. Tú te quedas así, pero al autor no se le puede reprochar nada.

  9. Reinserto, esto de la cibermetáfora tendrá un límite, por favor, como replicante se los ruego.

  10. Por fin he podido adquirir el libro de AE&SC en el Fnac de Diagonal. Tiene una estructura y organización muy interesante. Así deberían ser hoy todos los libros.

  11. Gusto tener a mi servicio a una serie de personas que con el tiempo se han hecho imprescindibles: mi peluquera, mi reventa de Las Ventas, mi amiguita del Pigmalión, mi barman, mi dealer, mi corredor de vinos, en fin, una larga lista de necesidades básicas que siempre es mejor cubrir con un buen profesional. Ahora se añade una nueva: mi afinador de quesos. Realmente no sé cómo he podido vivir hasta ahora sin tal servicio. Comprar quesos no es suficiente, éstos necesitan de un periodo de afinamiento que amerita trabajo diario. Lavar la corteza con algún vino noble que variará según el tipo de queso, aunque personalmente me gusta que lo hagan con un sauternes. También es necesario cuidar la hidratación controlando que existe la humedad necesaria en el ambiente para conseguir homeostático equilibrio entre atmósfera circundante y pieza. Sin olvidar el control de aromas herbáceos que queremos penetren en el queso para caracterizar mejor su ámbar. Aplicándose en estas y otras tareas se consigue comer como Dios manda. Ponga un afinador en su vida.

  12. Pequeño animal enternecedor, no sé a qué te refieres.
    Perro, qué hay de lo de las bragas?.

  13. Ya pregunto por preguntar y miedo me da la respuesta ¿pero que tienen con las bragas? Por cierto, he descubierto lo cómodo que es usar calzoncillos boxers o cómo se llamen. Los elásticos ceñidos

  14. Y lo de Lagarde ¿que? Todos estos tienen sombras pero pocos árboles donde refugiarse. Espero que vayan cayendo todos como fichas de dominó. Y que estemos en manos de tal gentuza…

    Ora me saco el palillo, Aristide ( es por aquello de conversación de bar 🙄

  15. ¡Bah! nadie me hace caso. Ustedes sigan con lo suyo. Voime a limar las uñas un rato

  16. Julio es usted un amor, lo sepa. Siempre tiene un descosido para un roto o como sea el refrán.

  17. Voime tras mi cuidado a rienda suelta,
    sin que baste a tenerme lo que veo:
    ninguna parte soy con mi deseo,
    ni él es alguna para dar la vuelta.

    Nadie jamás de esta prisión se suelta;
    tan ciego en ella estoy que no la veo,
    y la viva pasión con que peleo
    viene a ser obstinada y no resuelta.

    ¿A dónde iré a parar sin esperanza,
    tras la mayor ventura sin alguna,
    en lo que menos puedo más fiado?

    Lo que siempre es mudanza no es mudanza;
    agravios es costumbre en mi fortuna;
    y estoy tal, que quejarme nos probado.

    Juan de Tassis y Peralta
    Conde de Villamediana
    ***

    Y por hoy me retiro. Espero que de madrugada el señor Gengis nos ilumine con sus cosas y ordene el mundo u ordene algo. A sus pieses, pero no de rodillas y siempre con bragas

  18. del conde de Villamediana se dijo que “eran sus amores reales”… y los tiros no iban por la reina precisamente

  19. Tareixa, repare que sólo con oír hablar de bragas se nos pone tiesa, da igual si puestas o quitadas.

  20. Arrancarles las bragas a mordiscos o con cualquier otro método rápido, lo que es a las chicas de Zuloak, difícil, porque serán muy modernas y muy punkis, pero las llevan puestas a rosca, como buenas vascas.


Los comentarios están cerrados.