Diccionario para entender a los humanos (resumen semanal 25-31 de marzo de 2013), por Perroantonio

yugoYugo. Artefacto utilizado en la ceremonia del matrimonio para uncir a una pareja por el cuello o la cornamenta. A los uncidos se les denomina, apropiadamente, cónyuges.

Responsabilidad. Obligación de satisfacer nuestras exigencias que tienen nuestros adversarios políticos para limpiar las consecuencias derivadas de sus actos. Y también las derivadas de los nuestros, por no haber vigilado, censurado o reprimido nuestras acciones indignas, como era su obligación.

Vegetariano. Humano herbívoro que por no sucumbir a las tentaciones de la carne comparte su tristeza con lechugas, coles y otras hortalizas.

Cecina. Esfuerzo último y fallido del caballo y la vaca en emular los milagros del dios Cerdo.

Padrón. Recuento de las cabezas de ganado para planificar el ordeño.

Palmero. Militante político encargado de aplaudir las intervenciones, fingir entusiasmo y, en general, hacer bulto. Tiende al cotilleo, pero soporta bien los insultos y es capaz de acarrear grandes cargas. Aguanta bien la dieta de bocadillos.

Crepúsculo. Momento del día en el que pían los pajaritos, se iluminan las nubes de colores y los humanos se ponen líricos, se emocionan y se frotan. Visto uno, vistos todos.


  1. Cuando el hombre tomó conciencia de su finitud hubo de crear la Religión como consuelo. Cuando progresó muchos halllaron un lenitivo en los goces terrenales y dejaron a Dios para los desposeidos. Así parece entenderlo el papa Francisco que es consciente de la dura competencia por ganarse a aquéllos. Los movimientos político-filosóficos de carácter colectivista han ganado millones de almas desde la Ilustración, no quedando ya prácticamente ni un solo pobre sin consuelo.

  2. PREMIOS JIENENSES, O NO

    La Diputación de Jaén declara desierto su premio literario porque la obra seleccionada «falta al derecho a la igualdad por razones de sexo»

    http://www.malagahoy.es/article/ocio/1490349/la/diputacion/jaen/retira/premio/una/novela/por/contenidos/sexistas.html
    http://www.ideal.es/jaen/20130325/local/jaen/diputacion-jaen-declara-desierto-201303252019.html

    Es muy conveniente que la Diputación Provincial jienense convoque premios literarios a los que sólo se puedan presentar escritores jienenses. La jienensidad de los escritos jienenses se habrá visto con los años dramáticamente preservada al tiempo que la recaudación de impuestos jienenses no habrá servido para alimentar (aunque ciertamente poco) a escritores no jienenses.

    Más encomiable si cabe (y cabe) es que la jienensidad de los escritos jienenses sea filtrada por los Servicios de Igualdad jienenses para que se certifique que están limpios de expresiones e incluso de intenciones que, si bien jienenses, no cumplen con el derecho a la igualdad por razones de sexo jienense. Tan acertada me parece esta medida que me atrevo a proponer —siempre desde la humildad— a la administración provincial jienense que amplíe estos controles para defender a la cultura jienense, a la identidad jienense, a la espiritualidad jienense, a la infancia jienense, a la ecología jienense, a la sostenibilidad jienense y, en fin, a todo aquello que, aun siendo jienense dada la jienensidad intrínseca de los escritores jienenses, haya de ser ajustado al Ideal jienense.

    Y puesto que a tales medidas sólo les veo ventajas me atrevo a proponer al resto de las diputaciones del Estado Español de la España de las Autonomías que, en caso de que aún no lo hagan (cosa que dudo), adopten y adapten estos criterios a sus respectivas identidades, de modo que sus literaturas respectivas crezcan y rebosen plenas de valores que, si bien no jienenses, refuercen los principios universales de su provincianismo, digo provincialidad.

  3. Ahora mismo: Arturo Pérez-Reverte ‏@perezreverte 4m

    Interesante asunto. A una novela ganadora se le retira el premio en Jaén porque tiene “contenidos sexistas”

  4. Me molestó que Perroantoine linkara un artículo de un tal Cuartango en que utilizaba el ajo como metáfora de nuestra falta de espiritualidad frente a Goethe.

  5. Hoy he comido en Las Pedroñeras, paraíso universal del ajo, y no he observador menor espiritualidad que en mis visitas a Bayreuth.

  6. A mi el ajo me gusta más que a un tonto los palotes.
    Cuando era niño mi padre me enseñó a repetir este trabalenguas:
    — Majo, ¿te gusta el ajo?
    — Con una chuleta debajo.

  7. Leyendo en la página de los Adisson the Witt y aunque sin enterarme mucho pero, en realidad, con pocas esperanzas y a lo mejor tampoco ganas de profundizar en ello, he salido (a todo correr) empapada de la impresión de que los premios literarios son una casa de putas (Cela dixit o dicere solebat, por lo menos hasta que le dieron el que le faltaba), así como de que hay alguna extraña y tragicómica relación entre los poetas españoles y el extraparlamentarismo. En esa página se hacía emocionada publicidad del 15-M y había incluso quien se declaraba prosoviético, ave María purísima, ciudadano inspector y ciudadana inspectora.
    Por otro lado, adelantándome al día del español y sus bonitos concursos, propongo “desierto” como la palabra más interesante del idioma. Soy superespañola y no me gusta el ajo, es más, me repugna, no soporto ni su mera mención, que suena a escupitajo y rima con escrache y con el matonismo en todas sus modalidades. Observa Cristina Fallarás en su carta abierta de El Mundo (Bremaneur, supra), y como ella tantos otros, cuán ocioso y gratuito relacionar el terrorismo con las prácticas de hosti(ga)miento a personas individuales, que esas pequeñas multitudes vociferantes no les van o iban a matar. Ah, entonces bien.

  8. Me alegro, Kenzo, Procurofijarme, de que hayan pasado un buen rato con los Addison.

    No que sean trigo completamente limpio (¿quién lo es?). Por el tipo de crítica y los premios que otorgan puedo imaginar, si no quiénes son, de qué editoriales proceden. Pero lo importante no es la pureza del mensajero, sino la verdad del mensaje, y en eso son santos.

    El 90% de los premios literarios, en poesía, están dados de antemano. Sólo una carambola (el encuentro inesperado de los bandas rivales en el jurado) puede dar ofrecer una sorpresa. No me escandaliza demasiado: la obsesión por la autoría es romántica y muy ruin, y suelen preocuparse de ella precisamente quienes menos han de temer al plagio. Ya me entienden.

  9. Pues sí que he pasado, y sigo en ello, un rato agradable con los Addison. Ahora mismo estoy leyendome los poemas de su primer premio. Es lo bueno de la red, siempre alguien te enseña un camino desconocido.

    Procurofijarme, “desierto” es un buen nombre, pero “Ajo” mucho mejor. Yo estoy con Perroantuan: me encanta el ajo. España no se entiende sin ajos…no sólo una chuleta, un lechazo al horno… unos langostinos a la plancha… un arroz… todas las legumbres…

    Sobre los escraches… no tengo claro qué es más escrache, si vocear delante de la casa de un político del pp o dejar sin subsidio de desempleo a un padre de familia.

  10. Sé del premiado por vía de un amigo. Anda dando clases en los EEUU de literatura española y me consta que es un tipo formado y sensible. Hélas, el poema premiado, si hablamos del mismo (Volviera usted ayer. “Trampas las mínimas, inminencia…”), me parece una tomadura de pelo. Pero no soy de fiar, supongo, porque también me lo parecieron todos los finalistas, sin excepción.

  11. Puedo entender que AE pueda caer mal, por rebuscado o petulante, pero el libro de Espada&Campos es soberbio. A mí no me lo ha regalado nadie, me lo he comprado yo mismo y he disfrutado a rabiar. Me sorprende que aquì nadie lo haya leìdo y comentado, aparte de los links de turno.

  12. Al que no le guste Wagner o el ajo tiene un problema. Ambas categorías están por encima de gustos particulares, son un estándar de la cultura universal. No han lugar pues comentarios negacionistas.

  13. Estamos esperando, Marqués, un escrito sobre el libro de Espada (que yo aún estoy leyendo). Pero no estaría mal que usted se animara a escribir una entrada. Tanto sus admiradores como sus detractores que, me consta, son fieles, se lo agradecerían.

  14. Respecto al libro, aparte del trabajo periodístico, es de gran altura literaria. Con momentos de extraordinaria elegancia.

  15. Perroantoine, cuente para el miercoles con una critica en cierta profundidad del libro de Espada@Campos.


Los comentarios están cerrados.