El arte de propagar confusión y ruido

simpsons-homer-tvEn algún momento de la historia alguien decidió que para ilustrar las informaciones en la radio y en la televisión no era necesario recabar siempre opiniones expertas, que bastaba con preguntar a la gente —al Pueblo— qué pensaba sobre lo ocurrido, fuera lo ocurrido un accidente, un asesinato, la reforma de la unión europea o una granizada.

A ver, un torero es un tipo que sabe torear mientras que un espontáneo es alguien que ha visto cómo se torea. El experto sabe de lo que habla mientras que el transeúnte que no ha sido capaz de mandar al guano al intrépido periodista se ve obligado a hablar normalmente de lo que no sabe y, lo que es peor, sin haber pensado antes en lo que va a decir.

Se han llenado así los informativos de pobres gentes que contestan que el vecino parece buen chico (a pesar de haber asesinado a su mujer y a sus hijos) o que es intolerable que hayan tenido que esperar dos horas a oscuras, sin luz, agua ni calefacción tras el derrumbamiento y descarrilamiento en el túnel. Y lo de la reforma, pues que muy mal, o sea, que todo se llena de extranjeros.

Fuera de toda lógica se ponen al mismo nivel las declaraciones del jefe de la policía, que dispone de la información, y las del espontáneo, que dispone de su desconcierto. Tampoco el periodista se molesta en contextualizar o explicar demasiado, no sea que la noticia se vuelva aburrida.

Se ha propagado así una confusión vociferante, un ruido opinativo de gente que nada sabe pero no desaprovecha la oportunidad de decir lo que ‘piensa’ a los cuatro vientos. Se ha extendido la manifestación cotidiana de la tontería discursiva. Se ha consolidado la idea de que el parloteo banal es la representación de la ‘opinión pública’.

Tal vez alguien debería reflexionar sobre su responsabilidad —sobre su enorme responsabilidad— en la propagación general de la idiocia. Quizá haya que empezar a decirles que hacen mal su trabajo o que son unos caraduras. Porque no puede ser que lo hagan por ignorancia. No puede ser.

Escrito por Perroantonio

  1. “El objetivo es restituir al personaje menos novelesco, Sanz Briz, el “héroe diplomático”, y desinflar al novelesco, Perlasca. Para lo cual Arcadi Espada se convierte pasajeramente en Arcadi Perlasca.” (YA LO HA FLIPAO. PERO BUENO, MEJOR QUE GIORGIO ESPADA SÍ, PORQUE ESTE NOS HUBIESE DESVIADO MÁS HACIA LO VILLAGE PEOPLE)
    “En comparación con estas premisas, qué blandos me parecen casi todos nuestros novelistas declarados, con sus historias flojas y sus aburridos mundos propios” (OLE, OLE. A LA MIERDA TODOS. VIVA CARMEN LOMANA QUE POR LO MENOS TIENE UN MUNDO PROPIO MULTICOLOR)
    “Mi convicción es que no habrá una novela fuerte que no se tome en serio los reparos de Arcadi Espada.” (LA NOVELA SALFUMÁN POR EXCELENCIA)
    “La realidad es el gran ariete contra la retórica. ” (FRASAZA)

    En mi molesta (e impedida*) opinión el Señor Montano escribe fenomenal, vale. Pero lo veo yo más como un brujo de expectativas. Una empieza a leerlo y le va hechizando su ritmo, su tempo, sus frases perfectas… Pero no llega al clímax. Mientras lo leía pensaba ¿Y si este chico se desapretase un poco los calzoncillos cuando escribe? ¿Y si se lo dejase todo suelto ahí todo desparramado al aire como si no hubiese pasado mañana?

    (Y no, no me veo yo al Arcadi a lo Tom Wolfe, empieza a estar ya demasiado buenorro)

    (*) Que no ha sido pedida. Debería ser inpedida, pero dicen que delante de *p* siempre va *m*.

  2. Hace años que idolatro a Montano, pero me molesta un poco que no se muestre entre nosotros.

  3. Hace tiempo que descubrí el “secreto”: cada rasgo de nuestro carácter tiene una cara y una cruz, y solo nosotros podemos atenuar la cruz RECONOCIENDO que tenemos un problema y esforzándonos por minorar ese lado oscuro. Por ejemplo cualquiera sabe en lo que tendrían que mejorar Mourinho o Espada, quizás excepto ellos mismos.
    Esto se ve muy claro en el caso de la patología psiquiátrica en la que los fármacos que son capaces de controlar los síntomas negativos de la enfermedad también atenúan los aspectos mas positivos de la personalidad del paciente. Los pacientes bipolares son extraordinariamente sensibles, pero el tratamiento para evitar sus explosiones de tristeza o de cólera los hacen menos afectivos.
    En mi caso era víctima de explosivas reacciones de mal humor hasta que alguien me explicó que si lograba controlarlas mi vida, y la de los que me rodean, mejoraría. A otra persona muy querida le hice notar que su excesiva labilidad emocional le perjudicaba y no me hizo ni caso, claro.
    El proceso terapéutico tiene tres pasos:
    1. que alguien te haga notar el problema
    2. que reconozcas que lo tienes, este es el punto mas arduo
    3. esforzarse por evitarlo sin recurrir a drogas o fármacos que pueden lesionar nuestra esfera positiva.

  4. Hace la tira (por seguir con el estilo de encabezamiento), Holmess, que Montano no tolera a las que él apostilla de pulgas (entre las cuales me encuentro). Va de izquierdoso, pero de izquierdoso aristocrático, oponiéndose efusivamente a la mezcla de clases. Entonces, a no ser que Perro saque el flit y gasee por aquí, Mr.Hugestball no viene ni hartovino.
    (Pero ¿Qué es de un Perro sin pulgas?: un acomodado, un renegado, un traidor. El gigoló satinado y enfrufrusado de una Duquesa cualquiera)

  5. AS, si nos lees, que cabronazo, jajjajajaja, (en el tuister_666 no te digo ná que aluego encalas):
    “…y otros personajes, deliberadamente no inventados (incluido “el inverosímil Campos”, ese Watson…”

  6. Hace un rato, leí a Jabois:
    “Este empecinamiento de tratar de explicar por qué se mata y no por qué se muere. Y aún mejor, ir haciendo con los adjetivos un cadenita de exculpaciones que cualquiera pueda echarse al cuello y menearla como un cencerro en los debates públicos. ¿O es que sólo mata gente feliz? ”

    Y he ahí a quién idolatro yo no habiendo Dios mas que uno.
    Puedo visitar y lanzar alguna plegaria en diversas y múltiples capilitas, no digo yo que no, pero catedral, no tengo más que una: la Jaboisiana.

  7. En homenaje al gran Montano:
    hace años
    hace tiempo
    hace la tira
    AS, si nos lees
    hace un rato
    conio

  8. Dado que me lo ha puntualizado por vía pública y no está aquí registrado, les pego una puntualización de Don Monti respecto a nuestro amado circo de las pulgas:
    “Lo mío no es desprecio, que conste, sino resistencia a reincidir en mi adicción. Me ha beneficiado el que haya que registrarse :-)”

  9. jejje, puntualiza el punto, por si no quedó puntualmente puntualizado…
    Voy a producir de lo mío, que no es literatura…

  10. La acotación de Montano que trae Adaptaciones y el “secreto” del que escribe el marqués nos abre el juego hacia un tema sugestivo: el cambio personal. A mí me interesa desde hace años, y colecciono historias apasionantes de cambio personal como ésta, ya añeja, de un bodeguero con muchas vidas:
    http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=8&vs_fecha=200208&vs_noticia=1029177951
    La farmacología incide y mejora en todo un mundo de patologías, pero existe otro mundo en el que la psicoterapia es la ayuda necesaria al esfuerzo que, en todo caso, debe hacer el individuo. Sé que está muy mal visto, pero para mí Freud está plenamente vigente en muchos aspectos.

  11. Freud se equivocó al renunciar a la teoría de la seducción.
    (Y marcho, que me jode (enormemente) que se saque la pértiga para saltar mis comentarios, Holmess, desagradecido. Canalla)

  12. Utilizo el vino como procedimiento diagnóstico. Si al beberlo se liman las aristas negativas de una personalidad estamos ante un trastorno digamos “benigno”. Si por el contrario la bebida exacerba los defectos (aumenta la agresividad o la tristeza), suele ser necesario recurrir a la farmacopea.

  13. He tenido dos novias bipolares, puedo escribir un tratado. De hecho estoy en ello, porque he sacado del asunto mas cosas positivas que negativas. He aprendido mucho.

  14. “Tal vez alguien debería reflexionar sobre su responsabilidad —sobre su enorme responsabilidad— en la propagación general de la idiocia. Quizá haya que empezar a decirles que hacen mal su trabajo o que son unos caraduras. Porque no puede ser que lo hagan por ignorancia. No puede ser.”

    Perro, veo que la infección optimista no era tan pequeña ni tan fugaz.

    —–

    Gacho, Jabois ha señalado repetidamente a Montano como uno de sus maestros, bien lo sabe. Así que a Dios lo que es de Dios y al maestro lo que es del maestro.

  15. El infierno en la tierra es estar enamorado de una bipolar. Solo los mas fuertes sobreviven a esta experiencia. Sé de alguno que me entiende bien, muy bien.

  16. Perro, todo eso que enlaza lo podríamos calificar como “sal gorda” ¿Es que no tenemos aquí suficiente?

  17. Albert, Jabois, bien lo sabe, es un grande. Y los grandes hacen eso, ser agradecidos. ¿O acaso Miguelangel no tuvo maestros de pintura? ¿Acaso Einstein (ese cabronazo) no tuvo maestros de física? Pues no me confunda las churras con las merinas. “Montano el maestro de Dios”, me parece muy pero que muy tendencioso. Y no. Puede que le enseñara a sacar (que yo qué sé que es lo que le enseñó), pero los partidazos los mete Jabois, en chanclas y con una mano atada a la espalda (y posiblemente sea esto en lo único que Montano coincida conmigo y si no, lea, lea, lea lo que ha escrito: “El lector que no lea solo El País, que lo ignora (pobre destino el del periódico que, en menos de diez años, ha prescindido de Félix Bayón, Enric González o el propio Espada, y ha dejado escapar a Jabois)”, y no le leo yo ahí un entrelíneas (porque soy muy muy bien pensada claro) en plan “…a Jabois (ése, mi alumno)”
    Así es que: chhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhsssssssssT.
    Mis gustos son mis gustos y me guío por lo que leo, no por lo que me dicen que me tiene que gustar. Y usted idolatre a quien le dé la gana. Yo a don perfecto no lo idolatro porque no me gusta su swing y punto.

  18. Oye Albert, que me has increpado tú ¿eh?, a ver si es que ahora vamos a estar todos loquitos. Espoleta dice el tío. A mamar.

  19. Gacho, a ver si va ser que de tanto leer entre líneas te saltas las propias líneas. Si yo te he increpado, que venga Dios y lo vea. Dios el de toda la vida, digo, no Jabois. Coño ya.

  20. Perroantonio, sé que usted se refiere sencillamente a un trabajo mal hecho, el de los informadores en la elaboración de las informaciones, pero no deja de aludir e incluso citar las opiniones no expertas, que son las de todos, incluso las de los que siendo expertos en una cosa no pueden serlo en otras pero hablan y hablamos, de grado o a la fuerza de cualquier cosa. Y yo no puedo dejar de pensar que esos opinantes tan ridículos, además de salir en la tele, resulta que tienen derecho a voto, uno cada uno. “Lamentablemente, la democracia es un abuso de la estadística”, dijo Borges en frase muy recordada, refiriéndose también al hecho de que los problemas de matemáticas los resuelven los matemáticos y los de estética los estetas. Pues, es más, las personas elegidas por el voto no experto son ellas mismas francamente ignorantes en incontables materias. Y esto es lo que hay, a lo mejor merece la pena verlo asomar por la tele, para estar sobre aviso más que nada.

  21. Holmesss, estas historias de cambio, que usted dice que colecciona, son emocionantes y alentadoras. Creo que hace no mucho (¿un año?, ¡¿cinco?!, …) leí una colección de ellas en un suplemento dominical, gente que había cambiado radicalmente sus modos de vida. (Tal vez eso es solo una parte del cambio personal al que usted se refiere). La cosa es que todos habían triunfado, y no sé, no me pareció normal, lo normal es que en esos giros la gente se pegue unos buenos piños, y está bien si es real, como decía (más o menos) el otro día Perro que decía Blas.

  22. “Gacho, Jabois ha señalado repetidamente a Montano como uno de sus maestros, bien lo sabe. Así que a Dios lo que es de Dios y al maestro lo que es del maestro.”
    (Me has increpado. Y no hace falta que venga dios a verlo, quítate el jabón (conste que iba a poner lefa) de la cara y ya si eso lo ves tú, camorrista)

  23. La lefa, dice. Definitivamente, este avatar sólo me trae disgustos. Oye, Gacho, me gustaría enlazar tu blog en el mío. Ponerlo en el blogroll ese, ya sabes. ¿Me das permiso?

    Procuro, gracias.

  24. gachoinlowercase:
    “¿Tú también procurofijarmeperonoloconsigo, tú también?”

    Buah, y tanto. Pero es que en esta con Albert no tenía razón ninguna, de verdá.

  25. Qué bueno me ha parecido el artículo de Montano; sobre todo, lo que dice de su gusto literario por géneros que no lo son. Por eso le atrae tanto el seco Spinoza (y un poco yo).

  26. Perro, de toda la magnífica entrada de hoy lo único que no entiendo es el desacuerdo con la idea de que el parloteo banal es la representación de la ‘opinión pública’. Es la democracia.

    Lo sorprendente es que con ese material explosivo se haya fabricado la convivencia, si es que no es su fundamento.

  27. No era necesario que se propagara la idiotez entre los que, sacada la media, ya éramos idiotas.

  28. (Albert, cachondeíto el justo que no tengo el barro para muñequitos.
    Hoy no me pongáis nerviosa, que mañana es mi día y estoy en capilla)
    Guten Morgen.

  29. Gachó, ¿vas a salir de majorette en la manifa sindical?

    (Disculpen la tardanza con la entrada diaria, pero estoy dándole vueltas a algo y prefiero que no nos desviemos del tema de ayer.)

  30. Gacho, hola.
    Procurofijarme, las historias de cambio personal publicadas en suplementos ciertamente hay que tomarlas con prudencia. Hay un atractivo en todas ellas similar al que producen programas como Españoles en el mundo; ante los peligros de esa atracción proponía yo mismo el otro día estar vigilantes en mi entrada Fernweh, pero sin pasarse de frenada. Me sigue atrayendo el valor, y los aforismos como éste: Life shrinks or expands in proportion to one’s courage (Anais Nin)
    Luego, si los piños, siempre podrá uno buscar un dentista.

  31. Un gobierno aristocrático, a la griega. ¿Es eso lo que andan pensando? A la griega de Píndaro, se entiende. Es un ideal inobjetable, pero siempre termina mal.

  32. El arte de propagar:

    Corrida goyesca o el libro de AE.

    Ora en el mundo académico se había dado por amortizado el tema de Sanz Briz [Rother (2001), Rohr (2007), etc.]. Como no debemos menospreciar la sapiencia adherida a la atávica, arcaica y ancestral fiesta de los toros y todo su universo referencial, es como si para aquellos profesionales, ese toro ya “no tenía un pase”.
    Pero héteme aquí que, en esa determinada plaza, en esa corrida, un sobresaliente, “tomando ora la espada, ora la pluma”, con su mejor oficio y mucho pundonor consigue algunas series de muletazos. El matador, con listeza, sabe que podría estar abúlico, que podría tener miedo, pero lo que no puede es ponerse pesado. Por ello, la faena, no por técnica menos ventajista, tapa con justeza los defectos del toro y, simulando que corre la mano, se adorna pinturera al gusto del respetable. De esta manera el éxito está asegurado y los tendidos, salvo los recalcitrantes de siempre, satisfechos.
    Si no compraron el libro de AE en las Ramblas el día de Sant Jordi, cómprenlo en el Retiro, en la Feria del libro. Si lo que les previene, en relación con el seso, es estar ante “El hombre que mató a Liberty Balance”, no teman, se trata en puridad de “El bueno, (el feo) y el malo”.
    Frente a otras novedades, salden así su cuota anual de cultura libresca, y parafraseando al clásico: ¡Compre a Arcadi, a Ud. que más le da!

    (Publicidad)

  33. Pirata, siempre termina mal? por ejemplo?
    En todo caso, mi ideal: el gobierno de los mejores, seleccionado y/o revocado periódicamente por ciudadanos conscientes de que el voto ha de ser la expresión de lo que es adecuado, no de lo que me apetece.

  34. (Procurofijarmeyestoyenello no te doy las gracias, porque dicen los supersticiosos que se va la suerte, pero si sigues fijándote sin claudicar me entenderás.)
    (No, Perro, voy a casarme para luego poder encamarme con Albert)
    Holmess, luz que iluminas mi noche: hola (así me gusta, la pértiga ahí…¿dónde coño se guarda una pértiga? Ah, que serán plegables, claro.)

  35. Por ejemplo, Holm, en época de Píndaro. La experiencia fue un fracaso absoluto. Para que una aristocracia espiritual no termine siendo de hecho una aristocracia de cuna tiene que existir una gran igualad entre los ciudadanos (los electores y los elegidos), no sólo en el terreno de los ingresos, sino en el de la formación.

  36. Holmesss, qué hace la gente con el fracaso me parece la pregunta sobre el valor más significativa. Por ejemplo, me he acordado de Leonard Cohen, igual porque gracias a sus problemas dentales pude ver un concierto suyo hace pocos años, bastante viejo, seductor y maravilloso.

  37. marquesdecubaslibres | 29 abril, 2013 en 17:36
    Utilizo el vino como procedimiento diagnóstico. Si al beberlo se liman las aristas negativas de una personalidad estamos ante un trastorno digamos “benigno”. Si por el contrario la bebida exacerba los defectos (aumenta la agresividad o la tristeza), suele ser necesario recurrir a la farmacopea.

    No puedo tenerme:
    -Doctor, me tumbo en el diván?
    -Primero apure esta copa de cabernet sauvignon

  38. ¿Tienen nuestros políticos que tener estudios superiores? ¿De qué? ¿Puede un licenciado en Bellas Artes ser político? ¿Basta ser graduado o haría falta un máster? En fin, es que lo estuve discutiendo en el bar hace no mucho, y ya ni siquiera me acuerdo qué es lo que defendía yo.

  39. Y creo que Pirata tiene toda la razón en cuanto a las cuestiones de formación, que no está garantizada, y el darwinismo social implícito en esto de los mejores.


Los comentarios están cerrados.