Una ola de ternura y compasión

Saulces-Monclin_(Ardennes)_tombes_de_guerre

El viajero preguntó por el sector de los muertos de la guerra de 1914.
—Sí —dijo el guardián—. Se llama el sector del Souvenir Français. ¿Qué nombre busca?
—Henri Cormery —respondió el viajero.
El guardián abrió un gran libro forrado con papel de embalaje y siguió con su dedo terroso una lista de nombres. El dedo se detuvo.
—Cormery, Henri, «herido mortalmente en la batalla del Marne, muerto en Saint-Brieuc el 11 de octubre de 1914».
—Eso es —dijo el viajero.
El guardián cerró el libro.
—Venga —dijo.
Y lo precedió en el camino hacia las primeras filas de tumbas, unas modestas, otras pretenciosas y feas, todas cubiertas de ese batiborrillo de mármol y abalorios que deshonraría cualquier lugar del mundo.
—¿Es un pariente? —preguntó el guardián con aire distraído.
—Era mi padre.
—Lo siento.
—No, no, yo aún no tenía un año cuando murió. Así que, usted comprenderá.
—Sí —dijo el guardián—, pero da igual. Fueron demasiados muertos.
Jacques Cormery no contestó nada. Seguramente habían sido demasiados muertos, pero en lo que respectaba a su padre, no podía inventarse una compasión que no sentía. Desde que vivía en Francia, hacía años, se prometía hacer lo que su madre, que había permanecido en Argelia, le pedía desde hacía tanto tiempo: ir a ver la tumba de su padre que ella misma jamás había visto. A Jacques le parecía que esa visita no tenía ningún sentido, ante todo, para él, que no había conocido a su padre, que ignoraba casi todo de lo que había sido y le horrorizaban los gestos y los trámites convencionales, en segundo lugar, para su madre, que nunca hablaba del desaparecido y no podía imaginar nada de lo que él vería. Pero como su viejo maestro se había retirado en Saint-Brieuc y de ese modo se le presentaba la oportunidad de volver a verle, resolvió visitar a ese muerto desconocido e incluso hacerlo antes de encontrar a su viejo amigo, para tras ello sentirse totalmente libre.
—Es aquí —dijo el guardián.
Habían llegado ante un sector cuadrado, rodeado por pequeños mojones de piedra gris unidos por una gruesa cadena pintada de negro. Las lápidas, numerosas, eran todas iguales, unos simples rectángulos grabados, situados a intervalos regulares en hileras sucesivas. Todas adornadas con un ramito de flores frescas.
—El Souvenir Français se encarga del mantenimiento desde hace cuarenta años. Mire, ahí está. —Señalaba una lápida en la primera fila.
Jacques Cormery se detuvo a cierta distancia de la piedra.
—Lo dejo —dijo el guardián.
Cormery se acercó a la lápida y la miró distraídamente. Sí, era efectivamente su nombre. Alzó los ojos. Por el cielo pálido pasaban lentamente pequeñas nubes blancas y grises y caía una luz leve que por momentos se apagaba. A su alrededor, en el vasto campo de los muertos, reinaba el silencio. Sólo llegaba un rumor sordo de la ciudad por encima de los altos muros. A veces una silueta negra pasaba por entre las tumbas lejanas. Jacques Cormery, la mirada puesta en la lenta navegación de las nubes en el cielo, trataba de percibir, detrás del olor de las flores mojadas, el aroma salado que en ese momento venía del mar lejano e inmóvil, cuando el tintineo de un cubo contra el mármol de una tumba lo sacó de sus ensoñaciones. Fue en ese momento cuando leyó sobre la lápida la fecha de nacimiento de su padre, percatándose entonces de haberla ignorado. Después leyó las dos fechas, «1885-1914», e hizo maquinalmente el cálculo: veintinueve años. De pronto le asaltó un pensamiento que lo sacudió incluso físicamente. El tenía cuarenta. El hombre enterrado bajo esa lápida, y que había sido su padre, era más joven que él.

Y la ola de ternura y compasión que de golpe le colmó el corazón no era el movimiento del ánimo que lleva al hijo a recordar al padre desaparecido, sino la piedad conmovida que un hombre formado siente ante el niño injustamente asesinado, algo había ahí que escapaba al orden natural y, a decir verdad, ni siquiera tal orden existía, sino sólo locura y caos en el momento en que el hijo era más viejo que el padre. La sucesión misma del tiempo estallaba alrededor de él, inmóvil, entre esas tumbas que ya no veía, y los años no se ordenaban en ese gran río que fluye hacia su fin. Los años no eran más que estrépito, resaca y agitación, y Jacques Cormery se debatía ahora presa de angustia y piedad. Miraba las otras lápidas del entorno y reconocía por las fechas que ese suelo estaba sembrado de niños que habían sido los padres de hombres encanecidos que creían estar vivos en ese momento. Porque él mismo creía estar vivo, se había hecho él solo, conocía sus fuerzas, su energía, hacía frente a la vida y era dueño de sí. Pero en el extraño vértigo de ese momento, la estatua que todo hombre termina por erigir y endurecer al fuego de los años para vaciarse en ella y esperar el desmoronamiento final, se resquebrajaba rápidamente, se derrumbaba. El viajero no era más que ese corazón angustiado, ávido de vivir, en rebeldía contra el orden mortal del mundo, que lo había acompañado durante cuarenta años y que latía siempre con la misma fuerza contra el muro que lo separaba del secreto de toda vida, queriendo ir más lejos, más allá, y saber, saber antes de morir, saber por fin para ser, una sola vez, un solo segundo, pero para siempre.

Albert CamusEl primer hombre. Tusquets Editores. Colección Andanzas.
Traducción de Aurora Bernárdez
http://www.tusquetseditores.com/titulos/andanzas-el-primer-hombre

Cortesía de Holmesss

  1. Me quito el sombrero ante la entrada que ha propuesto Holm. Leí El primer hombre hace poco, cuatro o cinco años, y de las páginas que marqué extracto esto, la carta que Camus escribió a su maestro en la escuela pública de Argel cuando recibió el Nobel y parte de la respuesta del viejo maestro. Disculpen lo extenso, pero vienen como anillo al dedo en este país pre-ilustrado que es el nuestro:

    ***
    19 de noviembre de 1957

    Querido señor Germain:

    Esperé a que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi
    madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero
    ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.

    Lo abrazo con todas mis fuerzas.
    Albert Camus

    ***
    Argel, a 30 de abril de 1959

    Mi pequeño Albert:

    He recibido, enviado por ti, el libro Camas, que ha tenido a bien dedicarme su autor, el señor J.-Cl. Brisville.
    Soy incapaz de expresar la alegría que me has dado con la gentileza de tu gesto ni sé cómo agradecértelo. Si fuera posible abrazaría muy fuerte al mocetón en que te has convertido y que seguirá siendo siempre para mí «mi pequeño Camus».

    (…)

    Antes de terminar, quiero decirte cuánto me hacen sufrir, como maestro laico que soy, los proyectos amenazadores que se urden contra nuestra escuela. Creo haber respetado, durante toda mi carrera, lo más sagrado que hay en el niño:
    el derecho a buscar su verdad. Os he amado a todos y creo haber hecho todo lo posible para no manifestar mis ideas y no pesar sobre vuestras jóvenes inteligencias. Cuando se trataba de Dios (está en el programa), yo decía que
    algunos creen, otros no. Y que en la plenitud de sus derechos, cada uno hace lo que quiere. De la misma manera, en el capítulo de las religiones, me limitaba a señalar las que existen, y que profesaban todos aquellos que lo deseaban. A decir verdad, añadía que hay personas que no practican ninguna religión. Sé que esto no agrada a quienes quisieran hacer de los maestros unos viajantes de comercio de la religión, y para más precisión, de la religión católica. En la escuela primaria de Argel (instalada entonces en el parque de Galland), mi padre, como mis compañeros, estaba obligado a ir a misa y a comulgar todos los domingos. Un día, harto de esta constricción, ¡metió la hostia «consagrada» dentro de un libro de misa y lo cerró! El director de la escuela, informado del hecho, no vaciló en expulsarlo. Eso es lo que quieren los partidarios de la «Escuela libre» (libre… de pensar como ellos). Temo que, dada la composición de la actual Cámara de Diputados, esta mala jugada dé buen resultado. Le Canard enchainé ha señalado que, en un departamento, unas cien clases de la escuela laica funcionan con el crucifijo colgado en la pared. Eso me parece un atentado abominable contra la conciencia de los niños. ¿Qué pasará dentro de un tiempo? Estas reflexiones me causan una profunda tristeza”.

  2. ¿Es copia la portada de la última autobiografía de Azúa en Mondadori?

    En tiempos de clonación no es bizarro que una buena portada se repita.

    Lo más pasmoso es que un ratón de biblioteca (A.T.) y un crítico famoso en el país entero (M.R.R.) en sus babélicas reseñas no comenten que el motivo pictórico de esa portada se acababa de usar por el editor balear José J. de Olañeta en el libro nº 63 de su colección ‘Centellas’.
    [http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/04/Carl_Spitzweg_021.jpg]

    Sr. Azúa, ¿recuerda a su profesor y su, de él, «nulla aesthetica sine ethica»?
    Si Schopenhauer levantara la cabeza.
    Ay!
    Menos cultura y más latín. Sí.

  3. Lo voy a leer en pdf entre esta tarde y mañana sin falta que además viene con las cartas añadidas que nos trae Pirata. Como siempre el libro se me perdió antes de leerlo en algunas manos ávidas que no devuelven.

    Es mi eterno problema, comprar libros por kilos esperando lánguidamente ser leídos y extraviarles para siempre

  4. Ciertamente es una sensación muy rara, yo recuerdo perfectamente el día que pregunté a mi madre, que me miraba: “¿qué piensas?” y cómo tardó en contestar: “que ya has vivido más que tu padre”. Como si hubiera tenido miedo de que no lo lograra, o vaya usted a saber.

  5. Camus y Sartre fueron excelentes escritores, pero su vena filosófica que tanto explotaron en sus discusiones se me antoja estéril. ¿Qué queda de todos sus parloteos?

  6. A mí me pasa con las fotografías. Suelo mirar una de mi madre sentada en una campa, riéndose con dos amigas, adolescentes las tres.

  7. “¿Qué queda de todos sus parloteos?”

    Al que no los ha leído, como yo, nada.

  8. Sobrevivir a los padres -dicen los viejos y las leyes naturales de no sé qué sentido común o en el resumido así es la vida– te deja el consuelo que efectivamente en el orden del mundo un hijo/a debe acudir una vez en la vida a la tumba de sus progenitores a dar gracias o maldecir.

    Sobrevivir a los hijos no tiene lenitivo

  9. SI ESTO ES VIVIR
    También es posible que los padres mueran de viejos, hasta superando la edad razonable y, sin embargo, nunca alcancen a vivir ni la décima parte que sus hijos.

  10. Eso Perro también está dentro del orden natural; que los hijos vivan en experiencia y no en años mucho más que sus padres. Si no ¿de que sirve tantas revisiones de leyes y educación?

    Los botellones y su camaradería desafiando las normativas leyes de higiene de compartir el mismo vaso, la misma botella, la mononucleosis, la alegre sexualidad, nada presa a moral alguna… son avances de una sociedad que se empeña en que los hijos vivan más allá de las fronteras con beneplácito de una cosmopolita permisiva que quiere matarlos rapido pero bien, con mucha experiencia y poco educados en nada para que no se enteren mucho. Lelos y borregos

    (robot, las sales)

    ¿Hoy también nos vamos a poner densos? Ora en serio, la tarde de ayer fue estupenda de leerles. Me gusta mucho Procu cuando cuando opina toda seria y más cuando saca su lado sinverguenzón

  11. Precioso, Holmessss.
    Danke.
    (Lo más duro sigue siendo enterrar a un hijo; a un hijo asesinado.)
    (Bueno no, sigue siendo más duro ser la madre del asesino del hijo de otra)

  12. procurofijarme dice:| 19 mayo, 2013 en 21:19 Yo sí lo he leído, es sobre todos nosotros y los peligros del autismo y el sexo oral.

    ¨¨¨¨¨¨

    Todavía estoy pensando en ello. No sé exactamente que quiso decir y si quiere lo explica o no. ¿Autismo y sexo oral en este blog? , (que no creo sea un silo precisamente), pero me gusta lo que quisiera usted decir aun sin entenderle

  13. Cuando la ciencia nos permita durar para siempre, supongo que la probabilidad de que tengamos un accidente mortal será 1, y moriremos.

  14. (Un momento, un momento; me he levantado de la mesa para volver aquí porque no dejo de darle vueltas. Efectivamente el tema no es tan sencillo: ¿Qué sucede con las mujeres a las que se les obliga a abortar (o sea, un aborto a la fuerza) o se les provoca el aborto (a patadas por ejemplo) de un feto de menos de 3 meses? ¿Es eso asesinato? Tiendo a pensar que sí. Sin embargo encuentro diferencia entre eso y que sea la muejr quien por lo que sea, dedice interrumpir su embarazo. ¿Qué está pasando aquí? ¿Tiene que ver acaso el tener en cuenta la voluntad de llevar esa vida a término?
    Sí: tiene que ver con la voluntad de la madre, y la manipulación que se haría de un cuerpo que solo al propio indivíduo le pertenece. Pero es peliagudo este asunto. Sigo pensando)

  15. Ga.Cho, el tema del aborto ya lo hemos dirimido entre todos y unos opinan que si bien pero no con matices, y otros que tal vez pero si o no con supuestos. Estamos en otra clase.

    No vale hacer pellas y regresar con deberes atrasados

  16. Aquí vale lo que me salga a mí del coño (vivo o muerto)
    Y tú ahí no pintas nada, cansina.

  17. ¡Caramba con Fräulein Rottenmeier! En el cuento no era tan mala ni antipática.

  18. gachoinlowercase | 20 mayo, 2013 en 14:36
    Un momento, un momento; me he levantado de la mesa para volver aquí porque no dejo de darle vueltas. Efectivamente el tema no es tan sencillo
    *******
    10/10
    Ay, amor, nunca el tema es tan sencillo. Supongo que en darse cuenta de ello consiste la madurez. Bien que lo siento, Gachó (o Gachí). Bienvenida, pero ya estás acabada.

  19. Querida desabrida maullante ¿usted sabe que en el mundo bloguero mundial nos leen 135 almas? Y no quiero entrar en si están o no bautizada/os o son peregrinos sin opinión de silos variopintos?.

    Guarde compostura y disimule sus opiniones cómo si estas no fueran interesantes o hable del tiempo. A ver si antes de San Juan le encontramos gallardo gañan que acompañe sus maitines oralmente como gusta a usted.
    ¨¨¨¨¨

    Perro , de esta vez si que le pongo bozal y le ato en la bodega con agua y pan.

    ¡¡¡¡Robby!!!….

  20. El libro de Camus lo compré al poco de ser editado, muchos años después de su muerte. Recuerdo un titular que juzgué exagerado : ” toda Francia conmovida por el libro póstumo de Camus”, y acertado después de su lectura.
    Lo he regalado en varias ocasiones, convencido de entregar algo muy valioso.
    Cuando lo revisé para ver qué seleccionaba para Robby elegí, entre otros, el pasaje publicado hoy. Ya me enfrentaba a la tarea de transcribirlo a la pantalla cuando hice una prueba en google, y me encontré con alguien que había seleccionado y publicado exactamente lo que yo había acotado, en un sitio que me hizo pensar en Pirata y en Brema.
    http://perurealfonso.wordpress.com/2009/05/04/la-grandeur-dame/

  21. Por cierto, Robby, que me he perdido con el asunto de la foto. ¿Está tomada en Saint-Brieuc?

  22. Holmesss, eso sería para matrícula de honor. Yo sólo soy un robot de primera generación, con ruedas en lugar de piernas y con graves problemas con el teletexto. Debe entenderse la fotografía del Souvenir Français como una metáfora. Al fin y al cabo, ¿no es el lugar lo de menos?

  23. Perroantuan |
    20 mayo, 2013 en 15:42

    Bienvenida, pero ya estás acabada.
    ————————-
    Pues no te queda a ti ni ná, amor.
    ¿Dónde has estado todo este tiempo? ¿Qué (p)arte de mí no entendiste (la Ga o la Cho)?

    (Haber pedido muerte, que toda la culpa es tuya por abrir la caja de Pandora)

  24. Jolín Robby, pues como metáfora cuando me la he encontrado a la vista me ha resultado impactante.

  25. Oye, Gata Chopada, que tan corto no soy. (Es lo que tiene escribir stupendo, que no se entiende)

  26. Holm, abro el blog al que usted hace referencia por su entrada más actual ¿y qué encuentro, además de las coincidencias evidentes? Esta otra, que no lo es tanto: el Llibre de meravelles, de V.A. Estellés, que me regalara mi profesor valenciano de historia del arte, fa molts anys, libro que venero y que no sé si alguien ha traducido al español:

    Tots els amors que dic, han anat fent l’amor,
    són ara l’amor únic. Tots els amors, les vides,
    tots els noms que no he dit, ja l’amor sense nom,
    gloriosament anònim, amargament anònim,
    si es vol l’amor assumpte de la seua misèria,
    de la seua conscient misèria, de l’incendi.

    Por segunda vez en el día le doy las gracias.

  27. Robby dice:| 20 mayo, 2013 en 15:58 Tareixa, como decía el del lápiz: ¿Qué me quieres, amor?

    No sé, .. nada… o sí… que encierres un rato a Perro castigado por antipático y ladrar.
    ***
    “el del lápiz” dice. Hermosos ojos atlánticos tiene, de azul celta desvaído que yo lo ví cuando presentó en Pontevedra “As voces baixas” así como de lejos, pero todo su mar en la mirada me obnubiló y no acerté en saludar no fuera ser que náufragase mi alma susceptible de pecar

  28. Yo. Pero no puedo evitarlo. Me dieron en la cabeza con algo. O nací raro. O soy muy perro. No sé.

  29. O va a ser la cazadora esa de rastro que me llevas (qué edad tan difícil) (la tuya, of course)

  30. La manipulación del cuerpo de una mujer, supongamos que a patadas, cuyo resultado sea el aborto de un feto portado por ella será un homicidio sólo si se piensa que ese feto es una persona. Si no, sólo se habrá dado un acto de violencia sobre la mujer, muy grave por el valor enorme que ese feto seguramente tendrá para ella.

    Pensar que ese feto es una persona no impide ser partidario de la despenalización del aborto. Ésta incluirá el aborto no sujeto a otra cosa que no sea la voluntad de la mujer siempre que se admita que, aunque el feto sea una persona, vale mucho más la voluntad de quien lo lleva. Pero, si lo que es considerado mucho más valioso que el feto no es la voluntad de la mujer, sino cosas como la vida, la salud física, la mental…, la despenalización tendrá que quedar restringida a los supuestos correspondientes.

    Me parece un asunto complicado.

  31. Cambiando de tercio (tampoco mucho): lo peor de la ley Wert probablemente sea la dupla Religión / Valores Éticos. El adoctrinamiento religioso no cabe en una escuela laica. Pero, si realmente el Estado es incapaz de ser consecuente en este punto, al menos la alternativa debería ser una Historia de las religiones. Es decir, se daría a optar entre un enfoque emic y otro etic del fenómeno: ‘Viva la Rumba’ vs. ‘Historia de la música’. Y a los que creen, con Albert Pla, que no solo de rumba (apostólica) vive el hombre, se les ofrecería una visión no militante de lo religioso y su impacto en todo lo demás. Tal y como queda la cosa, la opción es que nuestros alumnos no tengan una cultura religiosa mínima o la tengan totalmente distorsionada.

  32. La mujer es dueña de su cuerpo; de eso no hay duda. Falta por saber en qué consiste ese cuerpo. ¿Forma parte de él el feto, como si fuera un órgano más, o el feto es un organismo que se halla provisionalmente dentro del cuerpo de la mujer? Esta pregunta, de dificilísima respuesta, quizá no tenga ninguna importancia en el debate sobre la despenalización del aborto libre.

    El mismo que piensa que la mujer es dueña de su cuerpo puede admitir que el feto es un organismo con su propia “personalidad”, y no un mero órgano propiedad de la madre, y sostener a la vez que el derecho de propiedad que tiene la mujer sobre su propio cuerpo -feto excluido- le autoriza a desprenderse del que lo está usando sin su consentimiento. En relación a los efectos legales -puede afirmar el proabortista- debería dar lo mismo ser parte de o estar rodeado de (y encima alimentándose de).

  33. Con respecto a la ley Wert, voy a dejar pasear un rato mi vena sectaria, luego la volveré a encerrar: si los nacionalistas y los progres se ponen como se están poniendo, es que vamos bien.

  34. Alejandro, estoy en contra de que se inventen asignaturas como Historia, o Sociología, de la religión, más si es para que hagan las veces de alternativa a la catequesis católica. No veo la necesidad de que hagan de sociólogos, historiadores o entomólogos de la religión los estudiantes que han dicho que no tienen interés por la suya, no digamos ya por las ajenas. Piensa en la dificultad de abordar la historia, o la dimensión sociológica, de lo que se ha decidido no conocer.

  35. El empeño clerical en tener retenidos en un aula a los alumnos descreídos, con la excusa de que hay una materia que deben conocer, quedará debilitado siempre por el propio éxito de la excusa. En efecto, si esa materia es tan importante, suele responder la oposición, deben conocerla también los otros estudiantes, lo que desaconseja que sólo sea una alternativa a otra materia.

  36. Señor Gonzalez Terriza o Al59 ¿de verdad cree que en la ESO pueda interesar a un alumno/a visión mínima de la historia de la religión siquiera como curiosidad? No sé como asignatura optativa de esas que no molestan mucho y un profe enrollado y no alienante tal vez. Pero ¿quien pone puertas al campo? Es decir empecemos que solo vamos a contar con hechos una verdad innegable;la religión en la cultura, eso solo ya casi da para una carrera. ( que estoy escribiendo que le entiendo, creo)

    Entonces religión como cristianamente se entiende, no: religión sí dentro de otras asignaturas como historia, arte y curiosidades varias para enriquecer la supuesta ávida curiosidad del alumno.

    No entiendo dónde está el problema. Más asignaturas del buen escribir, ciencia e inglés ¡hostias!

    ****

    Holmesss, aquí no te hay ni nacionalistas ni sectarios ni eso de progres. No sin mi anuencia

  37. El cuerpo me pide decir que la verdadera alternativa a la llamada asignatura de religión es irse a casa, o que sea ella la que se vaya a la suya; algo menos corporal me aconseja admitir como razonable, en una sociedad donde la demanda religiosa es alta, que la administración pague la catequesis en la escuela siempre que tenga lugar en horario extraescolar, como sucede con los campeonatos escolares. Pero esa extraescolaridad horaria no la admite el Concordato.

  38. Ahora acabo de leer lo bien que lo explicó Gengis que está muy explicador para todo.

  39. Interrumpo un poco para responder a Tareixa:

    procurofijarme dice:| 19 mayo, 2013 en 21:19 Yo sí lo he leído, es sobre todos nosotros y los peligros del autismo y el sexo oral.
    “No sé exactamente que quiso decir y si quiere lo explica o no. ¿Autismo y sexo oral en este blog?”

    Es que pienso poco lo que escribo, no me salía “internautas y me salió esa frase, que es el título de un libro de poemas de Carver que me gustó y luego yo decía “todos nosotros” cada dos por tres, porque sirve para decir la Humanidad o cualquiera de sus posibles subdivisiones donde haya al menos dos y estés tú incluida, de corazón o hipócritamente. Y lo del sexo oral es por Pulp Fiction y la fraseología popular.

    A mí este sitio no me parece especialmente autista, pero eso nunca lo ve bien uno de sí mismo, el gregarismo es inevitable (en la especie, quiero decir, en todos nosotros), uno va a los lugares que le gustan y le gustan por las coincidencias.

  40. Quiero seguir hablando de mí misma:
    Tereixa, gracias. No sé por qué ha dicho lo del lado sinvergüenza pero me ha recordado la historia de la archifamosa estrella porno que se casa luego con un multimillonario, quien, además, le facilita el sueño de su vida: encarnar a Anna Frank en el teatro. El millonario le monta la representación y, claro, cuando el día del estreno sale la actriz haciendo de la pequeña Anna se caía el techo de las risas del público. (¿Por cierto, alguien sabe si está libre el papel de Anna Fank?).

  41. En cuanto a la asignatura de Religión, también estoy de acuerdo con Gengis: fuera de las aulas. Y sin embargo es impresionante la ignorancia de las cosas más básicas ligadas a lo religioso, sea uen su vertiente ¡viva la rumba! o en historia de la rumba. Ahora los llamémosles jóvenes ven solo palomas en las palomas, nadie ve ya al Espíritu Santo, y de la Virgen ni hablamos. Yo lo digo por el arte y la cultura, no por el dogma.

  42. Gengis: rechazar la catequesis no significa necesariamente carecer de interés por lo sagrado y demás. En el peor de los casos, un vistazo al quiosco y a la lista de los más vendíos da fe (sic) de ese interés, del que se aprovecha la industria para vender a los jóvenes y no tanto unos bodrios monumentales.

  43. Yo reniego de una sociedad que permite que las chonis, los verracos de polígono, los propietarios de un Golf o Audi, los admiradores de Castro o Maduro, los usuarios de tuister_666 y algunos otros, crezcan sin conocer y temer los Diez Mandamientos.
    La alternativa, el ganado formado en el gusto a lectura y la adquisición de algo parecido a una ética civilizada y común, no se está procurando, ni se conseguirá jamás, amados ingenuos.

  44. Bueno, yo también pienso (y hasta lo dije al principio de mi intervención) que la mejor opción, y en realidad la única digna de tal nombre, es que no haya adoctrinamiento religioso en las aulas. Pero si se va a tratar el tema, al menos habría que dar la opción de hacerlo de verdad. Sería interesante tener chavales de 17 años que supieran qué es el Talmud, las cuatro nobles verdades y quién fue Job. No que yo piense que los tendremos. Pero siempre que se remueve el sistema, está bien recordar que podríamos apostar por algo mejor y más razonable.

  45. Holmesss: Con respecto a la ley Wert, voy a dejar pasear un rato mi vena sectaria, luego la volveré a encerrar: si los nacionalistas y los progres se ponen como se están poniendo, es que vamos bien.

    Holmesss, cojeo de su mismo sectarismo, particularmente contra los nacionalistas, pero he leído un artículo de García Domínguez con respecto a lo que va a pasar con el derecho a estudiar en español en Cataluña, y llamaba hipócritas al PP, y lo razonaba bien. La cosa va a quedar en un formalismo o en una posibilidad adecuada solo para ricos.

  46. Es usted un poco repipi como Pirata pero da gusto leer sus cosas, Procu. Esta noche lo apunto en mi diario. Y sí este lugar acoge a todo peregrino distraído porque siempre está encendido el fuego del hogar.
    Cosas de Robotiño que nos cuida

  47. Me parece fundamental que se expliquen todas la s religones en la escuela, qué paises no son laicos, qué cosas se han hecho y se hacen todavía en el nombre de Dios, Alá, Shiva…etc.
    Resulta que, por si no se han percatado, la religión tiene un papel fundamental(ista) en el devenir del mundo, de las leyes, de las libertades colectivas e individuales y en todos los derechos de las personas en general. Es más, todavía hay (y puede haber) guerras por religión. ¿Qué? ¿Dejamos a los chavales en la más absoluta incógnita sobre qué es lo que sermonean las distitas religiones del mundo y cuales son sus preceptos? ¿Dejamos que cuando vaya su compañero Mohamed de 4º de primaria al cumpleños de Jonathan, no encuentre mas que bocadillos de mortaleda y jamón de York?
    Hoy mismo, unas testigas de Jehová me han interceptado el paso con el lamentable propósito de entregarme el “Despertar” para que me lo leyera.
    La religión forma parte de la Historia. Y del Arte. Y de la realidad.
    Yo tuve (en un colegio de monjas) una asignatura dada por un profesor laico (casado y con dos niñas) que era: “Las religiones en el mundo”, y no nos adoctrinaba en plan “pero la católica es la buena”, sino que como resulta que era licenciado en Historia, nos la dio con una visión completamente objetiva. Fue una muy buena asignatura. Aquello sucedió en 8º de EGB y con esa asignatura aprendí yo la palabra y el concepto de “disidente”.

    No al ADOCTRINAMIENTO religioso en las escuelas públicas.
    Sí al CONOCIMENTO de las religiones ” ” ” ” .

    (Buenas noches, estoy viendo una película alemana (pa entrenarme el hören) y no paráis de distraerme.)

  48. Adapts, conocer los Diez mandamientos Ok; temerlos, mejor no, especialmente alguno de ellos. No está mal el plan de AGT
    Procu, sepultada mi vena sectaria, a ver si encuentro el artículo que cita.

  49. Recuerdo que me gustaba la Historia Sagrada. Lo de José y las siete plagas fue un puntazo y lo de Sansón moló cantidad. Más ardua se me hizo 3º de Crucifixión. Y qué decir de los Apóstoles y las pasas de Corinto; el Nuevo Testamento siempre me ha parecido un poco blandengue. Pero lo verdaderamente incomprensible fue lo de las virtudes teologales, el alma, el Espíritu Santo… Ahí fue cuando empezó a interesarme el Budismo. Gracias a él me hice intrascendente.

  50. Venga, Gacho, si a Mohamed no le gusta la mortadela que le den por saco, o que no la coma.

    En todos los putos cumples a los que me invitaron en mi infancia las medias noches llevaban mantequilla, que aborrezco. Las primeras veces siempre picaba, y al primer mordisco me tenía que ir hasta el WC con la bola en la boca, los dientes apretados, – disimulando para que la mamá de turno no me viera y en su afán de agradar me ridiculizara delante de todo Dios – hasta escupirlo en el water; el reso de meidanoche intacto “lo olvidaba” en cualquier sitio, lo mismo un aparador que debajo del sofá.

    Luego ya aprendí a abrir el bolloy levantar al jamónyón para descubrir, indefectiblemente, la puta mantequilla que me obligaba a ayunar. Me bebía dos fantas, y si habia suerte, por algún sitio daría con un cuenco con patatas fritas. Tampoco me han gusta especialmente las tartas, ni entonces ni nunca, o sea que me quedaba con hambre, la verdad.

    Pero nunca pensé que había otro culpable que no fuera yo, ni jamás se me ocurrió advertir a ningún anfitrión de mis gustos.

    Que ya está bien tanta mariconada

  51. Pozi, la Historia Sagrada tiene algo del Simarilion, o viceversa. A mi me molaba el Diluvio universal, la torre de Babel, el éxodo de Moisés.

    (Qué colgados, unos y otros)

  52. Yo me perdí con la historia de la paloma y la santa trinidad, pero después vino ese de Venezuela que contó bien el cuento del pajarillo que se le apareció que era Chavez y no sé qué currucu paloma

  53. Imbecilidades. La tradición talmúdica se enseña a través de un maestro (reb, rabi, rabino) en la sinagoga/jeder. En la escuela de todos, álgebra, gramática y las leyes de Newton.

    Tareixa, no es que Procu sea pedante, es que usted es una analfabeta.

  54. Dicen por ahi Tareixa y Gengis “¿de verdad cree que en la ESO pueda interesar a un alumno/a visión mínima de la historia de la religión siquiera como curiosidad?”

    No será esa una razón para incluir o excluir la religión en el aula, digo yo.
    A la mitad de los alumnos, la Literatura y la Tecnología les interesa una mierda, a la otra mitad le ocurre lo mismo con las Matemáticas y la Lengua y a la mayoría se la trae floja el temario completo.

  55. Hombre, Piratajenny, no creo que haga falta ir a la sinagoga para aprender qué es el Talmud. O que no nos convenga saberlo a los que probablemente nunca pisemos una. Pero si lo dice Vd. y dictamina que lo demás son ‘imbecilidades’, pues nada.

  56. Tareixa, no es que Procu sea pedante, es que usted es una analfabeta.
    ***
    Describa analfabeta con rigurosa RAE por medio. No sea faltón. Ni dije que Procu era pedante, solo un poco repipi, y con cariño, con nuestras cosas que no son las suyas ¿o sí?

  57. No, Al, lo que digo es que no hay que llevar al rabino a la escuela pública, sino al niño a la sinagoga. Salvo que queramos que en la escuela pública haya un aula ocupada por un seminarista enseñando el Nuevo Evangelio, otra por un busdista enseñando meditación, otra por un laico explicando los principios del pensamiento ilustrado, et ainsi de suite.

    Si yo quiero que mis retoños conozcan la halajá, no debo imponerlo en el espacio común. Acudiré a quien de veras la conoce y en el ámbito que nos es propio. ¿O le parece bien que pague la formación encaminada al bar mitzvá un laico? A mí, no. Insisto: en la escuela, cálculo, ciencias de la naturaleza, historia y lengua.

  58. Bueno, yo también insisto: conocer las principales religiones y saber escribir sobre cada una de ellas al menos un folio por las dos caras que no esté lleno de simplezas ni falsedades me parece esencial. Y no, no creo que se deba permitir un enfoque patrimonialista: que solo los creyentes o participantes de una tradición puedan o deban hablar e investigar sobre ella. Hay cosas que solo se entenderán ‘desde dentro’; otras muchas (por ejemplo, que lo que parece distintivo y único a menudo tiene paralelos por doquier) solo se verán ‘desde fuera’.

  59. A la ley Wert de lo menos que se la puede tachar es de cobarde, como es cobarde cualquier parche que no implique obligar a la gentuza que nos gobierna en Cataluña a acatar las sentencias judiciales de una puta vez y garantizar el bilingüismo en la escuela pública.

  60. Volviendo a la entrada, me ha hecho recordar este otr libro que alguien recomendó en el NJ

    “En una ocasión discutimos sobre cuales eran las tropas más limpias en las trincheras, según sus nacionalidades. Estuvimos de acuerdo en que podría establecerse el siguiente orden. En primer lugar, los ingleses y alemanes protestantes; luego los irlandeses del norte, los galeses y los canadienses; a continuación, los irlandeses y los alemanes católicos; luego los escoceses, con algunas excepciones entre los oficiales de alto rango; después los indios mahometanos, después los argelinos, después los portugueses, después los belgas y por último los franceses. Colocamos a los belgas y los franceses en último grado por rencor; era imposible que fueran más sucios que los argelinos y los portugueses.”

    Robert Graves, Adiós a todo eso. 1929

  61. Mis mejores notas siempre fueron en las tres marías. Tener como profesores a curas y falangistas era un soplo de fuerza, pues ellos creían en lo que enseñaban y lo hacían sin cobrar. Todavía puedo recitar las virtudes teologales o el Fuero de los españoles. Cada mañana hago una tabla de gimnasia de corte militar con movimientos que ejecuto con virilidad y gallardía. Agradezco a mis mayores la oportunidad que me dieron de formarme en la fe verdadera, en los valores eternos y en la conservación del cuerpo y el alma.

  62. Para lo que usted apunta, Alejandro, ya existe una disciplina: la historia. Estaba en los planes de estudio con los que estudié.

    La asignatura “Historia de las religiones” es la ridícula respuesta de los pseudo-progres a la asignatura de “Religión” (“Ética” en mis años jóvenes). Incapaces de defender lo que debían, la anulación del concordato con el Vaticano, intentaron engañar a los votantes cautivos del PSOE con esa mandanga. Ahí han estado todos estos años los de la supuesta marea roja defendiendo lo inefendible con tal de oponer algo, tan viscoso, a los embates de la derecha. No me la tragué y no me la trago.

  63. Alejandro, me pregunto si eso tan pertinente del conocimiento de las religiones no podría quedar abarcado por la Literatura, Historia y Filosofía.

  64. Las religiones siempre serán contrarias a que se las presente como una entre muchas (explorando la paradoja de que cada una necesite presentarse como la única). Esa resistencia avisa, precisamente, sobre lo conveniente del empeño.

  65. La Enciclopedia Álvarez, ¡qué recuerdos! Con aquellos mapas de la España rota por la hoz y el martillo. Con aquellos dibujos de los primeros hispanos rebeldes: Indíbil, Mandonio, Viriato. En el cielo siempre había un triángulo con un ojo y en el suelo un tipo sangrando con una espada o una cruz rota.

  66. “(…) Considerábamos que los casos de violaciones no eran más frecuentes en la zona alemana que en la aliada. Y como una alimentación a base de carne de buey, el miedo a la muerte y la ausencia de las esposas exigía un amplio número de mujeres disponibles en las zonas ocupadas, las autoridades militares alemanas proveyeron de burdeles a todas las principales ciudades francesas del otro lado de la línea, de la misma manera que las francesas lo hicieron en la zona aliada. No creíamos en las historias de reclutamiento forzado de mujeres para estos establecimientos. ¿Y qué se le podía reprochar al alistamiento voluntario?, nos preguntábamos cínicamente.

    Robert Graves, Adiós a todo eso. 1929

    Los ingleses siempre con estilo; los japoneses, ya su manera:
    http://www.telesurtv.net/articulos/2013/05/15/alcalde-japones-justifica-esclavitud-sexual-durante-ii-guerra-mundial-4647.html

  67. A ver… que ya voy pillando yo esto ¡¡¡Procu y Pirata son el mismo!!! Lo sospechaba, el eterno juego del poli bueno y poli malo.

    ¡Ay la vanidad que descubre las máscaras! Nada cómo tocar un poquito su ego. Me quedo entre las redichas con procurofijarme el gemelo/a bueno.

    El marqués va tener razón, aquí sobran bipolares. Voy a buscarme uno.

  68. La Historia de las religiones, Jenny, ha sido una maría impresentable, desde el momento en que de hecho no se evaluaba ni se podía exigir ningún esfuerzo a los que la cursaban. Si al hacerse la asignatura de Religión evaluable hubiera pasado a serlo también su alternativa razonada y razonable, algo se habría mejorado. Pero no se preocupen: la nueva opción no será un enfoque racional del tema, sino una nueva asignatura de ‘valores’, seguramente tan provechosa y estimulante como las anteriores. Y nuestros alumnos seguirán sin saber quiénes son los sufíes o qué es el Zohar.

  69. (¿Pero es que habéis venido a parar aquí todos los frikis de la escuela y el insti?)
    Funes, no me sea simple, que no le queda nada bien; a ver si es que ahora usted tampoco va saber leer.

    Insisto: “Impacto de las religiones en el mundo”, asignatura obligatoria. Una asignatura aséptica, nada de expertos en Talmud.
    Quien no entienda eso sí que es completamente imbécil.

  70. Así pues, lo que defiende es al historiador laico. Bien: en la asignatura de historia o de la literatura, hablemos del judaísmo, el catolicismo, los ritos africanos, el budismo zen o el islamismo. Como fenómeno histórico o cultural.

    Pero hay algo más que la historia de las religiones. Quienes las profesan creen en unos principios (que algunos relativizan más que otros), una ley. Ésos (todos), fuera de la escuela pública.

  71. Enlazando las imágenes de la Enciclopedia Álvarez vs Adiós a todo eso, otra vez:

    “Y esa malditas tonterías, señor… excúseme, señor, que leemo en los periódicos, señor, sobre el modo milagroso en que, los crucifijos que hay en los caminos y que son siempre ametrallados, la figura de Nuestro Señor Jesucristo nunca resulta herida… sencllamente, señor, me hacen vomitar.”

  72. Tareixa, si se ha mosqueado con Piratajenny no sé por qué me caen los sopapos a mí. No se enfade que enfadada no se va a ningures.

  73. Creo que nunca había estado de acuerdo al 100% con lo Pirate. Hoy es el día. Voy a brindar con algo.

  74. Ponme otro a mí de lo mismo, Perro,aunque yo nunca estoy de acuerdo con el Pirata, ni cuando lo estoy.

  75. No se entera usted, Alejandro: no se trata de hacer de la Historia de las religiones una evaluable para empatar con el obispado. Se nota que no han pasado ustedes por el filtro francés. Se trata de no ver el órdago: ninguna otra religión, ni historia de las religiones que valga. Ninguna otra historia (¡ni la de la ciencia!),que no sea subsumible en la asignatura de historia sin adjetivos. Las dos derechas nos han jugado una mala pasada. Lo malo es que una parte de quienes se creen de izquierdas ha construido su identidad mirando al este, en vez de al oeste.

  76. En realidad, lo que vendría bien en esas asignaturas sería poder contar con que los alumnos conocen los rudimentos del tema, para poder analizar su tratamiento literario (que es lo que toca). Poder referirte a los evangelios apócrifos, un suponer, a propósito del Quijote de Avellaneda, sin tener que pasarte un cuarto de hora que no tienes explicando lo que debería haberse explicado en otra materia. Y lo mismo si hablas de Darío o de Valle y tienes que explicar qué fue la teosofía. Veo difícil que no estemos de acuerdo en estas tres cosas, Jenny: que es conveniente que estos puntos se expliquen alguna vez; que no es la clase de literatura el lugar adecuado para hacerlo; que tampoco lo es una clase impartida por un cura, rabino, imam, gurú o similar (cuyo lugar de actividad no es la escuela). Queda que se puedan abordar en Historia o en Filosofía; pero creo que también ahí lo que debería abordarse son las conexiones históricas o filosóficas de esos materiales, lo cual solo es posible si estos se conocen previamente.

  77. En realidad, lo religioso, en el peor sentido, lindante con la superstición, es ese empeño en que lo relativo a la religión nunca se trate específicamente desde una perspectiva racional, como se tratan la música y las artes plásticas (que, como la religión, algún hueco encontrarán en la Historia sin más: pero exigen una mirada directa). Como si se temiera, en un sentido u otro, cometer una profanación, ora del laicismo, ora de la religión.

  78. Puestos a admitir en la escuela -pienso sobre todo en la secundaria- la historia de determinadas áreas, a la de la religión no debería dedicársele tanto tiempo como a la del arte, que es una cosa que hoy tiene más público.

  79. Pues sí, Alejando, lo único que me hubiera faltado habrían sido unas clases de sufismo y jainismo en el BUP. Y un examen final con un folio por religión.

  80. Al menos, Gengis, el tiempo necesario como para poder entender o interpretar esa grandísima parte del arte que tiene motivo o inspiración religiosa

  81. Quítele al arte todo lo que tenga que ver con la religión, y verá, verá, cuanta pared desnuda.
    ¡Por favor!

  82. De lo que usted deduce, Alejandro, que el sentimiento religioso puede desactivarse con una aproximación racional al mismo. Al margen de que no hace usted sino cargar de plomo mi argumento (fuera de la escuela estatal), es usted muy poco racional si piensa que “lo religioso” puede estudiarse como si de una célula se tratase. Es ésa, por cierto, una visión mucho más organicista y materialista, más religiosa, en el fondo, que la mía, que sólo sostiene que se estudie el judaísmo como fenómeno hco./cultural/incluso religioso en la escuela (si acaso) y la ley judía en la sinagoga. Me matan si no “cuelgo”, pero mañana seguimos. Piacere.

  83. No dudo, Can, que aprendería Vd. cosas mucho más útiles. Yo mismo recuerdo aún alguna que otra, entre las infinitas que logré olvidar, como el circunstancial de tema o el de negación o las obras de Ramiro de Maeztu.

  84. Me imagino al gordo Larrieta, que no era capaz de saltar el potro, haciendo de derviche giróvago y no lo veo mal. Una aproximación gimnástica a las religiones sería muy transversal y elevaría los espíritus sudorosos.

  85. Funes, es la ley la que tiene en cuenta el interés del alumno (o de sus padres) a la hora de elegir entre religión y su alternativa. Si estamos hablando de la Historia de las religiones como esa alternativa, el interés del alumno (o de sus padres) cuenta mucho. No estamos hablando de Matemáticas, Gramática Geología, Historia. Tampoco estamos pensando en Filosofía, para cuya enseñanza no se debe tener en cuanta la opinión del alumno (o de sus padres), que debería ser, si estuvieran bien informados, negativa.

  86. Tampoco es necesario llegar tan lejos, Perroantonoo, bastará con la musulmana y la judía, y un batiburrillo con las más orientales de diosecillos-mono, lares y gaias.

    Además, ni cuando nos eneseñaron la religión verdadera ni siquiera nos hablaron, más que de puntilas, de los protestanes que no fueran luteranos o calvinistas, y por Enrique VIII de los anglicanos, y nos quedamos sin saber nada de metodisas, pentecostales, evangelicos, anabaptistas, adeventisas del séptimo día, que aunque rebotados, son de los nuestros.

  87. El sentimiento religioso, Jenny, sea eso lo que sea, no sé; el chovinismo o mera ignorancia (tan afín por cierto al discurso de los nacionalistas, que también odian que se presente lo suyo como un caso particular de un fenómeno más amplio), confío en que sí. Y no: salvo en lo esencial, no se explica del mismo modo una cosa que otra.

  88. Para explicar las cosas que se han hecho en nombre de un dios no es necesario saber qué dijo ese dios, dado que no lo sabían los que actuaron en su nombre.

  89. Buenas noches. Voy a mis rezos. Rogaré por ustedes, pecadoras y pecadores.

  90. Así es Gengis.
    Claro que también en nombre de la Libertad, de la justicia social, de la democracia se han hecho cosas directamente contrarias a tan grandes ideales.

  91. Para disfrutar de una pintura no hay que tener conocimientos sobre lo pintado. ¿O hay que haber aprendido el arte de hilar para que a uno le guste el cuadro de Velázquez sobre las hilanderas?

  92. Pues si Perro no se estira y Juli0 no pincha, yo también me voy al sobre.

    Gengis, que quede claro, yo no me he manifestado ni a favor ni en contra de la religión en las aulas, solo tocaba un poco los webos.
    Yo, en ese tema, lo que diga la rubia. En cualquier caso, en desacuerdo con el Pirata.

  93. Es razonable que a un crío se le enseñe algo tan entretenido como una determinada historia sagrada, pero no la historia de esa religión, y menos aún la de las religiones. Quien dice historia dice teoría, conceptos…

  94. Sí,está bastante a huevo que la mayoría de los marxistas habrá leído poco o nada a Marx. Lo que no elimina la conveniencia, en este caso como en todos, de conocer de dónde salen las ideas que después se vulgarizan (y acaso tergiversan).

  95. “Como si se temiera, en un sentido u otro, cometer una profanación, ora del laicismo, ora de la religión.”

    Hay muchísimo de eso, sí.

  96. Funes | 21 mayo, 2013 en 0:27

    Al menos, Gengis, el tiempo necesario como para poder entender o interpretar esa grandísima parte del arte que tiene motivo o inspiración religiosa.

    La única mitología que debe enseñarse en la escuela es la grecolatina, aunque sólo sea porque nadie cree ya en ella.

  97. Cualquier cosa de la que me digan ‘eso, mejor no enseñarlo’ (o no aprenderlo) cuenta inmediatamente con mi interés. No sé si la cosa en sí, la negación o ambas. Las tres, si incluimos mi duda. Hasta mañana, buenas gentes.

  98. El problema del saber de nada un poco de todo es que después caes en gracia y te hacen ministro de ministerios misteriosos como educación.

    Buenas noches

  99. Si quitamos todos las plantas que hay en la pintura, nos quedamos sin pintura. Pero, para quedarnos con ella, no es preciso saber botánica.

  100. No debe dedicarse a la enseñanza de ninguna de las cosas que son necesarias para la enseñanza del arte más tiempo que el que se dedique a ésta; luego no debe dedicarse a la enseñanza de la religión…

  101. Las juventudes del Psoe nos explican en tuister_666 porque se oponen a la ley Wert:

    “Por desgracia @jiwert va ha hacer oidos sordos a la comunidad educativa aprovando una ley inviable y retrocesora #NOalaLomce”.

  102. A ver Gengis, sí es conveniente que los niños sepan quién es el crucificado; qué pasó, porqué está en las iglesias y los cementerios, y en los puntos de limitación de las ciudades, cómo se mataba en la época… porque si no, se creerán que es una novatada de patio como lo de nombrar caballero, y se lo harían a Mohamed.
    No doy crédito a sus argumentos. Hilanderas-hilar; plantas-botánica… coño, sabrán los niños al menos lo que es una naranja, un borreguito y un pastorcito.
    Uno ve un cuadro de uno “too” lleno de flechas, y si sabe un poco del santoral dice “ah, mira, el martirio de San Sebastián”, y va pallá, se aceraca al titulito y ¡voilà!: el martitio de San Sebastián. Y así todo. O a ver si se cree usted que sirve de más lo suyo con Descartes y todos esos.
    Cuando se ponen berracos, están imposibles.
    Yo con ustedes no me voy de viaje cultural que no saben nada y en nada me instruirían.

    Guten Morgen, Liebe.

  103. “La única mitología que debe enseñarse en la escuela es la grecolatina, aunque sólo sea porque nadie cree ya en ella”

    Añadiría, Gengis, con clases de gimnasia e higiene mental para nuestros adolescentes sebosos adictos al mal comer, unas clases de lucha grecorromana. Para las tiernas flores femeninas que acudan a tan maravilloso arte a contemplar, que estas fuesen en desnudez que no ofenda.

  104. Pasada ya la hora del Ángelus, se comunica a las señoras y señores pasajeros que a su derecha pueden ver un tornado y a la izquierda la humareda siria. Hoy no no funciona el hilo musical pero pueden ustedes seguir comentando en esta bella página como conmemoración y celebración del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

  105. Un día, amado mio Adapts, entre tanto saco las pelusilla a la chaqueta tweed, atuso sus cabellos, aligero almuhadones y relleno la pipa de Gengis me explica ¡qué carallo es eso de twitter666!

    No me andará engolfando por ahí en esas redes perniciosas, que ya sabe que nada es verdad y la poca verdad que cuentan es mentira.

  106. Bella Tare, deja ya de enamorarme, no me tortures así.

    Tuister_666, es el advenimiento de la bestia, con forma de amable, deseada y bondadosa democracia participativa directa, ocultando su profetizada y verdadera esencia, la oclocracia dictatorial.

  107. Hoy Rouco y sus obispos contraatacan de nuevo y nos sorprenden (si es posible que Rouco aún nos sorprenda) con estas inquietantes declaraciones:

    “Los profesores deben ser conscientes de que la enseñanza religiosa escolar ha de hacer presente en la escuela el saber científico, orgánico y estructurado de la fe, en igualdad académica con el resto de los demás saberes”.

    Saber científico, orgánico y estructurado. No puede decirse que no los tengan como el caballo del Espartero.

    ***
    Otrosí, que no sólo de lo que pasa en la Tierra vive el hombre:

    http://piratajenny.blogspot.com.es/2013/05/crosswinds-1.html

  108. Lo acaba de leer Pirate. Me ha gustado y mucho.
    Compartimos afición por los simuladores, pero como tiempo es lo único que no tengo, solo he sido usuario de los de combate. Algunos bastante realistas incluyendo el modelo de vuelo y la gestión del motor, pero nada en la preparación de las rutas.

  109. No tengo afición al combate aéreo, Adapts. Lo mío es el vuelo civil y visual, en aviones monomotor pequeños, así que ya puede imaginar que no me queda otro remedio que trazar planes lo más detallados posible. Ando preparando los exámenes del PPL , otro motivo para saber bien qué me traigo entre manos antes de arrancar una avioneta.

  110. Un fuerte abrazo, Marqués. Fíjese de noche por la ventanilla. Por esas latitudes suelen verse los espectaculares fuegos de San Telmo.

  111. Adaptaciones dice:| 21 mayo, 2013 en 15:44 Se acaba la dictadura del macho. ( pone enlace)

    ¨¨¨¨¨
    ¿Y dónde quedarán esos coitos entonces, mal o bien avenidos con final feliz o no y sorpresa nueve meses después? No sé, pero prefiero el sistema animal ese de que una mujer deje cubrirse estando en celo y celada de destripaterrones hormonado.

  112. Las tres morillas (de “Las idas y las vueltas”, Accademia del Piacere, Fahmi Alqhai y Arcángel), superadecuada al tema que ha propuesto Robby y preciosa.

  113. Por si al gitano no se le entiende, canta este villancico popular o zéjel:

    Tres morillas me enamoran
    en Jaén,
    Axa y Fátima y Marién.

    Tres morillas tan garridas
    iban a coger olivas,
    y hallábanlas cogidas
    en Jaén,
    Axa y Fátima y Marién.

    Y hallábanlas cogidas,
    y tornaban desmaídas
    y las colores perdidas
    en Jaén,
    Axa y Fátima y Marién.

    Tres moricas tan lozanas,
    tres moricas tan lozanas,
    iban a coger manzanas
    a Jaén,
    Axa y Fátima y Marién.

  114. Es muy bonita, Alejandro, no la conocía. Como excusa no solicitada le diré que he puesto la canción de las moricas porque oigo el disco sin parar desde hace semanas, pero luego he caído en algo y reparado, y entonces me he dicho si no habría en youtube una de los ‘Cantes Judeo españoles’ de Joaquín Díaz, por ejemplo, que también las oí sin parar hace años durante meses, pero no había, y además me he dicho también: por Dios.

  115. Alzo mi voz desde lo más produndo de un tiempo desaparecido para mostrar mi desacuerdo con la exposición de Rouco.

    ¿Qué es eso de un saber teológico científico, orgánico y estructurado? Si es orgánico, sobra decir que es estructurado porque lo que se está diciendo es que está estructurado orgánicamente.

    Pero ahora viene lo gordo. Rouco debería saber que una teología estructurada orgánicamente está al servicio del panteísmo más nefando, porque en ésa, y en éste, todo se relaciona de un modo religiosamente intenso con todo, sin la necesidad de remitir a un ser ajeno al organismo como fundamento del mismo.

    La teología cristiana, como cualquiera que se proponga hablar de un dios que transciende a su obra, debe tener una estructura vertical y jerarquizada, en la que la única relación religiosa fuerte sea la que va de Dios a sus criaturas y de éstas a él.

    Aplaudo, en cambio, que califique la teología de científica, como lo es el derecho, la gramática, y como llegaron a serlo en el Renacimiento la astrología y otros saberes herméticos que no cayeron del todo en saco roto con la apoteosis de la física moderna.

  116. Gallardón, convertido en paladín de la más extrema de las derechas, anuncia que jamás se podrá abortar por discapacidad. O sea, que va a prohibir lo que ahora está prohibido.

  117. Si se mira bien, la eugenesia tiene como fin que no haya discriminación, individuos de primera y de segunda.

  118. La religión apela al inconsciente, a las pasiones, y no a la razón. Como la mayoría de la humanidad se mueve por las pasiones, se hacen necesarias las religiones para controlar a la masa. Los cuatro “delicados” que se consideran epígonos y epítomes de la Ilustración braman aquí contra el catolicismo de Estado y piden una escuela pública y laica. Se aferran al caso Camus para proclamar la superioridad del modelo. Pero se olvidan de las alimañas (hay 1000 de éstas por cada Camus) que han de ser sojuzgadas con la disciplina militar y el mito de la religión.

  119. Estas ideas “progresistas” han acudido a mi mente volando sobre Groenlandia, cierto que bajos los vapores del Riesling barato que sirven en Luftansa.

  120. A medida que uno va pasando por camas, vacaciones en la playa y rupturas más o menos inopinadas, adquiere nuevos conocimientos sobre el alma femenina, un bagaje que -como en tantas otras disciplinas del saber humano- en la mayor parte de los casos alcanza la cúspide cuando ya no sirve de gran cosa. Una de los primeras evidencias universales que descubrí sobre ellas fue su gusto porque el hombre demuestre seguridad en sí mismo bajo cualquier circunstancia. Alguna que otra solía plasmar verbalmente la idea con desasosegadora recurrencia, en éstos o parecidos términos:
    -Lo que más me seduce en un hombre es la seguridad en sí mismo.
    A lo que yo respondía:
    -¿Te parece que soy lo bastante seguro, o quizá debería serlo todavía un poco más?

  121. Muy bueno, Gómez. (Así nos gustan los países pantanosos, bien firmes).


Los comentarios están cerrados.