Alabanza del corredor de fondo

Me acaban de iluminar unas palabras de Muñoz Molina en el Magazine de El Mundo: «[En 1992] empezó a tener importancia el espectáculo por encima de lo sólido; creer que hacer una Expo nos modernizaba, cuando lo que moderniza a un país son sus escuelas, institutos de investigación, comunicaciones racionales, sistema productivo. Y aquello creó un precedente: trabajar para lo excepcional en lugar de lo cotidiano».

Trabajar para lo excepcional en lugar de para lo cotidiano. Exactamente en eso ha consistido la política pública de los últimos 20 años. Del mismo modo que el pelotazo urbanístico creaba un desarrollo económico casi automático, la búsqueda de lo excepcional ha encumbrado a los vendedores de crecepelo en la pirámide de la política. Ninguna ciudad sin edificio simbólico, plan de reurbanización, facultad universitaria (o universidad de chichinabo), aeropuerto, superpuerto, autopista, macromuseo, superinstalación cultural, estadio… Demasiados planes para gestionar lo extraordinario y demasiados pocos para ocuparse de lo ordinario. Muchos gestores municipales se han abalanzado sobre los grandes planes y superproyectos fiando sus expectativas electorales al icono megalómano de turno, más preocupados siempre del continente que del contenido; al fin y al cabo, lo que se ve es la obra.

Y sin embargo, el trabajo serio de la política está en otra parte y es tan obvio que avergüenza tener que recordarlo: educación para que las personas puedan trascender los condicionantes de su origen social y para que la sociedad en general se haga más culta, más tolerante y más permeable; sanidad, para que nadie quede a merced de la enfermedad; seguridad y leyes que garanticen la convivencia y nuestra libertad de ciudadanos; trabajo. Todo el resto del edificio social (vivienda, cultura, asistencia social…) son derivados.

La erección de infraestructuras, como cualquier otra erección, produce efectos deslumbrantes pero fugaces; se deshinchan en cuanto los ciudadanos inicialmente boquiabiertos van comprobando las grietas de las estructuras vacías o infrautilizadas, o cuando descubren que quienes acabarán realmente de pagarlas son aquellos de sus hijos que aún no han abandonado el país.

Todavía hay gentes a quienes les cuesta admitir que el espejismo se ha acabado. Y se echan de menos líderes morales que, al mismo tiempo que predican la austeridad, marquen prioridades y definan políticas de fondo y de plazo largo. Fuera velocistas; necesitamos a los corredores de fondo.


  1. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Volveré a decirlo. Hemos de crear el Partido de los Ateos Cristianos.

    Es curioso PerroAntoine hace pocos días leí algo parecido en una web enlazada creo que desde tuister_666. Venía a decir que el invento se jodió cuando comenzamos a esforzarnos en ser grandes, en lugar de esforzarnos por ser mejores.
    ¿Podríamos estar ante un cambio de paradigma? Tiendo a ser pesimista cuando interacciono con el ganado en mi día a día.

  2. Bonjour, Robesperro y Adaptations, je vous salue!
    Hoy, 14 de julio y le jour de gloire no acabe de arriver, y que no arrive jamás, qué escalofríos me da en medio de tanto sudor solo de pensarlo. Pero a los líderes morales que justamente reclama yo les pediría también algo del orden de lo imaginario (ejem, ¿se acuerda del Gran Ibarretxe I-lu-sio-nan-te?, el I-lu-sio-na-do Zapatero; pues justamente eso no), y deseable y a ser posible real y no demagógico para distribuir entre la población que tiene que acompañar con algo los mendrugos, que la carrera de fondo no parezca un castigo.
    No se trata de la luna, nadie necesita la luna.

  3. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Doña Procu, entiendo su miedo, pero alguna cabeza habremos de cortar aunque salpique un poquito.
    Ya sabe usted que para obtener de tres a cinco hay que exigir diez…
    Quicir que toca un par de hostias bien dadas para que nos cojan un poco de miedo otra vez, que nos lo han perdido.

  4. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Aunque igual no tenemos que hacer nada y el castillo se derrumba solito.

    Es una web de preppers, viven del miedo, pero a falta de Calaza que nos corrija alguna de los diez puntos, acojonan un huevo. Sobre todo el del Deutsche Bank, por lo que significaría en Europa.

    http://theeconomiccollapseblog.com/archives/10-reasons-why-the-global-economy-is-about-to-experience-its-own-version-of-sharknado

  5. Ora le estoy prestando más atención a Molina. Pero tampoco dice nada que no pensemos todos. Él lo escribe más mejor, eso sí o no. Estoy pensando seriamente en comprar libros suyos y bucear en su prosa

    .Empiezo a tomar en serio al marqués muy a mi pesar, que es un liante y nunca sé con quién bailar el vals.

    Ayer rmismamente, hablamos de todo esto en una terraza unos cuantos de lo que hoy aquí se dice cuenta Molina. Y ahora me sorprendo con frases calcadas de ese pensamiento colectivo que todos paseamos entre cerveza y gintonics o agua. Pero nada, el pueblo sigue adormecido, anestesiado o atontado…

  6. Pasen un buen día de domingo. (robotiño un día me explicas cómo poner estos videos en pequeñito y no ocupen tanto en la sábana)

  7. (Y yo sigo a lo mio. Parezco la de Luis Miguel ):

    “un tipo elegante que camina por el Congreso como si en lugar de ir al baño estuviese buscando una sastrería,”

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/14/opinion/1373791953.html
    —————————————————————-
    LIBERTAD. LEGALIDAD. FRATERNIDAD. ¡¡¡¡JÁ!!! Que se lo digan a los gays franceses. Qué gente, de verdad. qué gente, tanta Ilustración y tanta polla.

  8. Pues mira, yo lo veo al revés: encierros sorpresa. Por ejemplo, en el Metro, en la Planta Joven de El Corte Inglés, en el mitin, en la verbena, en el festival de rock…

  9. Adps, he visto a los preppers y se me presenta un dilema darwinista: si llegara la hecatombe y estos se salvaran, se produciría una selección de los más tontos.

  10. Bremaneur |

    14 julio, 2013 a las 20:47

    Hay que prohibir los incierres del sanfermín a los guiris y las mujeres

    ***

    Y a los borrachos. O sea, que van a correr un par de aguerridos machos aragoneses.

    Brema, bromas aparte, aprendí mucho sobre los servicios secretos soviéticos (y por lo tanto sobre todos ellos en general) en el panfleto que escribió Serge sobre la Ojrana para los camaradas revolucionarios. Eres lo suficientemente listo como para descontar la palabrería comunista. Y espero que también para distinguir a Serge de Orlov. Ahí va el enlace:

    http://www.fundanin.org/serge9.htm

  11. Es indigesto el libro de Volodarsky, aunque desde luego tiene interés. Manejo al mismo tiempo el Secret Story of Stalin’s Crimes, del mismísimo Orlov, bastante mejor escrito en un inglés muy sencillo. Mi ejemplar contiene una dedicatoria manuscrita del autor fechada en 1954 en la que le dedica el libro a Bertram D. Wolfe, que debía de ser algún comunista americano.

  12. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    !Lo de los encierros sorpresa¡, ¡Ay, que me despiporro!

  13. Perro, me ha impresionado el enlace con La tesis de Nancy latinoamericana, esas miradas ayudan bastante para la perspectiva.
    ¿Menos lobos? Aquí tiene unos y bien gordos

  14. Grazie, Pirata.

    Bertram D. Wolf parece que fue un conocido renegado norteamericano, Marqués. Estoy recibiendo correos interesantísimos sobre el libro de V. A ver si se animan a comentar en el blog.

  15. Hoy no habrá actualización. Interesante el asunto sanferminero. Surrealista, más bien.

  16. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Aquí se censuran las palabras cochinas, que lo sepan.

  17. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    De nuevo.

    Soy muy bruto y no sé si he entendido a esta chica.
    Si en una aglomeración igual de festiva pero con porcentaje igualado de chicos-chicas yo me saco la polla y los cojones y los apoyo graciosamente sobre la base de mi bragueta, estaría reivindicando mi libertad y mi espíritu festivo.
    Ella no se sentiría ofendida.

    ¿Es eso no?

    **********************************
    Mariano, pero que burro eres.

  18. Perroantuan | 14 julio, 2013 a las 21:24
    Proc, nada de ilusionismo. Realidad por un tubo y a joderse. Y menos lobos.
    http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2013/07/06/la-sorprendente-vision-de-espana-de-un-grupo-de-periodistas-latinoamericanos/

    *****

    ¡Lo sabía, lo sabía! Hay una realidad y mundo para- lelo y a mi no me invitan ni nadie me cuenta nada.

    ¿Y de qué se sorprenden de esas fotos de chicas desatadas?. Toditos los días en cualquier fiesta de pueblo o a salida de after hours. Y ellos también enseñan sus cosas. Que yo lo ví.

  19. Observé en el benemérito Fnac una ganga irresistible: Desde la casa de los muertos de Janacek, dirigido por MacKerras, por 18 euros. Al verlo reviví la impresión que me causó ver esta ópera en el Real hace tiempo. Al llegar al Zulo rebusqué en mis desordenados anaqueles el programa de aquel lejano día. Fue en 2006 y la escenografía era de Eduardo Arroyo. Al rememorar el programa el origen doctoyesquiano del drama rebusqué de nuevo, desesperadamente, buscando el relato original. Allí estaba la vieja edición de Aguilar que adquirí hace 30 años, traducida por el maestro Cansinos Assens.

  20. Por lo que veo, en los sanfermines se está empezando a perder toda la educación.

  21. Antes, en las bacanales siempre se pedían las cosas por favor y te daban las gracias, las que usted tiene, no, no, après vous.

  22. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    El otro día un minusválido nos daba permiso, ya, para reírnos de ellos, hoy una monja feminista nos absuelve o no, depende, de tocarles las tetas en una bacanal.
    Es que ¿saben? yo me descojono de quien quiero asumiendo las consecuencias, no necesito permisos.
    Que me tienen hasta la polla, a los curas dejé de hacerles caso bien temprano pero de estos no hay forma de librarse.

  23. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Ya me modero…

  24. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    “Perroantuan | 14 julio, 2013 a las 21:20
    Adps, he visto a los preppers y se me presenta un dilema darwinista: si llegara la hecatombe y estos se salvaran, se produciría una selección de los más tontos.”
    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    No hay tal PerroAntoine, digo yo que siempre ha funcionado así. Sobrevive el mas apto para “x” circunstancia, normalmente más apto para no espicharla.
    Es decir que sería más probable que en la prehistoria sobreviviera no el que supo reproducir el fuego sino el que lo guardaba encendido, que seguro que andaba en retaguardia y además follándose a las mozas en un descuido, mientras los listos y los valientes andaban en vanguardia haciéndose pupita y muriéndose.
    Me temo que somos el resultado de las coyundas felices de la parte baja de la liga.

  25. Bárcenas ha perdido el control, ha traspasado la línea roja (esto sería aborrecible para Orwell).
    La lealtad n’aura pas lieu. No será recordado como el capitán Sala. La culpa: el dinero fácil.
    Era mucho más viejo entonces, ahora soy más joven.
    Saludos

  26. Vaya PJ, la carta ha quedado a medias, a ver mañana.
    Conocí a V Frankl en una sesión de “formación” con motivo de una convención de empresa; el conferenciante era un fanático de El hombre en busca de sentido. En ese entorno entendí como pequeña boutade lo que quizás no lo era tanto, la pregunta que te formulaba: “¿Porqué no te suicidas?”

  27. En realidad, Holm, es una carta muy optimista (de no ser así y dado su estado de ánimo, nunca se la hubiera mandado). Frankl lo era y yo lo soy, un convencido de que todo esto no sólo tiene un sentido sino que, además, es intrigante y divertido.

    Qué honor conocer a Frankl, qué envidia.

  28. mec, error, error, disculpe.
    A quien conocí fue al conferenciante- coach que basaba su presentación en la obra de V Frankl.

  29. Señores fondistas, ahora mientras habla Cospedal, con los altavoces a tope para no oir la langue de bois

  30. “Señores fondistas, ahora mientras habla Cospedal, con los altavoces a tope para no oir la langue de bois”

    (Me encanta cuando no les pillo ni media. Es como si estuviese de vacaciones en medio de un paraíso perdido en el que los indigenas hablasen una lengua totalmente desconocida para mí. El sueño de la liberación. La comunión profunda y verdadera con la Tierra… incluso aunque fuesen a comérseme: el, tantas veces imaginado, enfrentamiento consciente con la parca.)

    Y ahora tras unos minutos de paraiso, proseguiré con mis tareas.

  31. Yo tampoco me entero ni de la misa la mitad, pero disimulo, Gachi. ¿que hablan latín? Pues yo griego. Y así… con escafandra hay que venir para observar en toda su belleza a estos peces abisales.

  32. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Lengua de madera, creo, bellas féminas. Y creo también que se refiere al politiqués, eso de hablar y no decir nada.
    Pero nusé.

  33. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Conio Bolagno, es que antes no salía su post musical. Ahora sí se ve.

  34. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Y se entiende.

  35. Ni con música ni con ella ni banda sonora, Bolaño: necesito un mapa de emociones para entender Ah, pero las chicas no sabemos leer mapas ni aparcar.

    Un lío todo.

  36. Creo que tengo que estilizar, ustedes perdonen. Hay un con que sobra. Pero hoy, no. Es que no encuentro la banda sonora de mi vida.

  37. Leí hace un par de años y con gran interés (sería más franca si dijera ansia) El hombre en busca de sentido. Recuerdo la dramática historia de su internamiento en los campos de concentración y cómo fue capaz de salir de ellos anímicamente vivo gracias sobre todo a un diálogo interior, con su amada (su recién casada) primero y con la Transcendencia finalmente. Y este componente, que él convertía en fundamento de su terapéutica, me resultó una especie de portazo en las narices.

    Me gusta mucho la cita que Pirata Jenny ha puesto en su “Carta” hoy. Probablemente mi decepción con Frankl se debe también a que iba buscando la respuesta y lo que encontré fue de nuevo una pregunta.

  38. También tengo una aportación lírica sobre la famosa guealidad que gueceta el Pegdgo, esto que leí a Szymborska (¿pesada?, ¿quién?, o sea, qieén🙂

    La realidad

    La realidad no se desvanece
    como se desvanecen los sueños.
    Ni ruidos ni timbres
    la dispersan,
    ni gritos ni estruendos
    la interrumpen.

    Las escenas en los sueños
    son equívocas y ambiguas,
    y esto se puede explicar
    de muy diversas maneras.
    La realidad se define a sí misma,
    por eso es mayor su misterio.

    Para los sueños hay llaves.
    La realidad se abre sola
    y no se deja cerrar.
    Por el resquicio se asoman
    certificados y estrellas,
    se derraman mariposas
    y almas de viejas planchas,
    gorros descabezados
    y los cráneos de las nubes.
    De esto surge un acertijo
    que no tiene solución.

    Sin nosotros no habría sueños.
    Aquel sin quien no habría realidad
    no es conocido,
    y el producto de su insomnio
    se contagia a todo
    el que despierta.

    No deliran los sueños,
    delira la realidad,
    aunque sea por la insistencia
    con que se aferra
    al curso de los acontecimientos.

    En los sueños aún vive
    nuestro difunto reciente,
    goza de buena salud,
    se ve incluso más joven.
    La realidad tiende ante nosotros
    su cuerpo sin vida.
    La realidad no retrocede ni un paso.

    Los sueños son tan ligeros
    que la memoria se los quita de encima fácilmente.
    La realidad no tiene que temerle al olvido.
    Es hueso duro de roer.
    Nos trae de cabeza,
    nos pesa en el alma,
    se nos enreda en los pies.

    No hay escapatoria,
    la realidad nos acompaña en cada huida.

    Y no hay estación
    en nuestro itinerario
    en la que no nos espere.

    (De Fin y principio, 1993; trad. de Gerardo Beltrán )

  39. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto dice:|

    Como arañas, vecina.
    Na nit.

  40. “Ah, pero las chicas no sabemos leer mapas ni aparcar”.
    ***
    Tareixa, como chica que aparca de maravilla -con la mente- los autobuses y vagones de metro que me transportan, le diré además que si bien coincido con el tópico en que me oriento un poquito regular, sin embargo los mapas los entiendo de ma-ra-vi-lla. Es la realidad la que luego se muestra confusa y además falla. Con lo bien que viviríamos en un mapa.


Los comentarios están cerrados.