Philosophes

enciclopedistasSe llamaban philosophes, pero no eran pensadores solitarios que crearan sistemas de difícil comprensión; antes bien, escribieron elegantes ensayos dirigidos al gran público, sátiras, interesantes novelas e ingeniosos diálogos. Eran escritores que filosofaban y se llamaban Diderot, D’Alembert, Holbach, Helvétius y —el maestro de todos ellos—, Francois Arouet, conocido como Voltaire.

Estos philosophes anticiparon la figura del intelectual: un tipo sin lealtad a nada, excepto a su propia razón; crítico frente a la autoridad, sobre todo frente a los poderosos; burlón, satírico, polemista y desenmascarador. No era un erudito, su preocupación era el presente; no era un académico, su estilo era periodístico. Se interesaba por las absurdas acciones de los gobiernos y por los defectos de la sociedad. Aclamaba a la razón y la convertía en el tribunal supremo de la entera organización social. Estos intelectuales declararon la guerra a los mitos, los dogmas y las supersticiones: consideraron a la Iglesia como la representante del oscurantismo, y para ellos el cristianismo era especialmente absurdo.

Así, con su irreverencia los philosophes transformaron desde París el clima intelectual de Europa, calando tan profundamente en la cultura como anteriormente lo había hecho la Reforma, algo que exigía una nueva síntesis.

Entre 1745 y 1746, los editores se unieron para compilar todo el saber de la época en una enciclopedia. Inicialmente, ésta no debía ser más que una edición francesa de la Cyclopaedia inglesa de Chambers (1711). Pero, tiempo después, uno de los philosophes recibió el encargo de editar un diccionario enciclopédico: Denis Diderot. Hasta ese momento, este intelectual sólo era conocido por sus escritos subversivos y por la novela en la que los órganos sexuales de una dama cuentan sus aventuras (Joyas indiscretas, 1748). Ahora tenía que lograr que su famoso amigo Jean d’Alembert pusiera su espíritu y su pluma al servicio de la Enciclopedia. Cuando empezaron a trabajar, se olvidaron de Chambers y, partiendo de las facultades fundamentales del hombre, elaboraron un nuevo mapa del saber: una historia para la memoria, una ciencia para la filosofía, una teología para la razón, una literatura para la imaginación, etcétera. La idea rectora era la naturaleza: de ella se extrajo el programa de una religión natural, de una filosofía natural, de una ética natural y de una psicología natural En un tratado introductorio, D’Alembert desarrollaba todo esto con tanta elocuencia y tanta confianza en la fuerza de la razón que este texto es uno de los escritos más importantes de la prosa francesa. Los héroes y principales puntos de referencia de la Enciclopedia fueron Francis Bacon y John Locke.

Cuando aparecieron los primeros volúmenes, la censura se lanzó sobre ellos, pero gracias al apoyo de la amante del rey, Madame de Pompadour, y de otras personas Diderot y D’Alembert pudieron reanudar su trabajo. La censura previno al público, con el resultado de que el número de abonados creciera, pasando de mil a cuatro mil. El tercer volumen se ocupaba, entre otras cosas, de las contradicciones en que incurría la Biblia, e introducía la duda allí donde antes estaba la fe. Posteriormente, Voltaire se unió a los autores y se ocupó de la letra E, escribiendo artículos dedicados a la Elegancia, la Elocuencia y el Espíritu. Pero fue Diderot quien escribió el «metaartículo» titulado Enciclopedia, probablemente el mejor, y sin duda el más extenso del diccionario. En esta aportación, Diderot vuelve a explicar el propósito de la Enciclopedia y anuncia la futura revolución del saber.

La aparición de cada uno de los volúmenes causaba sensación en toda Europa. La Iglesia y la corte estaban indignadas, y la obra fue prohibida una y otra vez. El Papa la condenó y a Federico II el Grande le honra el haberle ofrecido su patrocinio en Berlín. El último volumen aparece en 1765; para entonces ya habían aparecido siete ediciones pirata, la mayoría en Suiza. En total se hicieron cuarenta y tres ediciones en veinticinco países. En muchos hogares burgueses la Enciclopedia sustituyó a la Biblia; por la noche, las familias se reunían para leer un artículo; se fundaron asociaciones dedicadas a su estudio.

La Enciclopedia es un monumento de la Ilustración. Contribuyó decisivamente a erradicar el viejo orden y a preparar la Revolución. Su objetivo era sustituir a la religión por la ciencia y a la fe por la razón.

Dietrich Schwanitz. La Cultura. Todo lo que hay que saber. Taurus, 2002.


  1. holmesss | 4 noviembre, 2013 en 10:19
    Funes | 3 noviembre, 2013 en 23:47
    Llevo un par de semanas, con alguna omisión, faltando puntualmente al NJ3 (entrada y comentarios). Hoy he robado al tiempo tiempo y caigo por aquí y, miren: dos semanas fuera y apenas les entiendo; y cuesta seguirles.

    A ver a qué sabe el chopsuey, dentro de 8 días.

    **************
    Funes lo ha clavado, hay una especie de nerviosismo raro por aquí.

    **************
    Ayer ví ( canal 33 de TV3, milagro! ) un documental que quiero recomendar. Lo firma Werner Herzog, de quien Pirata trajo unos impagables, sobre el hallazgo de unas pinturas rupestres en unas cuevas de Francia.
    La sugestiva voz en off es la misma, desconozco si del propio Herzog; esta vez trata de la vida de un personaje imposible, que convive con los osos en Alaska, pero va destilando muchas otras cosas.
    En youtube, grizzly man
    En TV3, también

  2. Qué sosito está esto. Claro, tanta algarabía en estos días, tan largo el finde, y hoy los niños y niñas no quieren venir a clase…. 😦

  3. Exactamente, Adapts. Y como dice lo peor es que a la novia no le gustaban los osos, pero, ay, no viceversa.

  4. Temo, Tare, que el momentín le requiera más de una horina ( pero Alaska es muy bonita, sin desmerecer a las rías, claro )

  5. Precisamente esa redención es una de las conclusiones del autor, Adapts. Parece fuera de duda que el tipo, en el momento que sabe que va a morir, se concentra en decirle a la novia que se vaya.

  6. Hace años (en 2001) unos osos mataron al guarda de un parque alavés. Uno de ellos ya había probado con una turista antes. Releyendo ahora la noticia del periódico y los datos que se facilitan, se me han ocurrido estos otros titulares alternativos (desafortunados, sí, pero completamente veraces): «Animales acaban con animalista» o «Asturianos descuartizan a un vasco».
    (No estoy nerviosa; solo trato de seguirles la corriente, que conste).

  7. ¿No era a Funes a quién le costaba seguirnos? Gómez no me vengas con esas que eres alumno aplicado

  8. De todas las clases estas, (que pronto termina el curso) confieso así en confianza y en un aparte, que Doña Pirata es muy, muy dura.

    Me encanta cuando se va a volar, me siento muy relajada porque sé que la sustituye Satur.

  9. Esto… Perro una entrada muy interesante pero creo que repetitiva. ¿Usted no estará también repitiendo curso?

  10. Permitan que rompa el hilo de los osos.

    Tras la muerte de un empresario al ser reducido -y parece ser que golpeado- por ocho mossos de esquadra a la vez, la asociación “Rereguarda (retaguardia) en Moviment” denuncia también la redada policial en el local de ambiente La Bata de Boatiné el pasado 28 de junio, coincidiendo, pues, como seguro que muchos de ustedes saben, con el Día del Orgullo Gay.

    La Cataluña de Almodovar en todo su esplendor.

    http://www.diagonalperiodico.net/m/20165

  11. OSOS:

    Cuenta Javier Reverte en su El río de la luz (narra su viaje a Alaska y descenso por el Yukon, se lo recomiendo fuertemente a tothom):
    “Los (osos) pardos son omnívoros y no suelen sentirse atraídos por la carne humana, “así que el libro aconsejaba que, cuando ataca un oso pardo, lo mejor es adoptar la posición fetal: rendirse, en suma. Lo más probable es que al hacer eso el oso olfatee, toquetee un poco al hombre y se largue. Lo que en ningún caso debe hacerse es plantarle cara y tratar de defenderse, porque ello significa la muerte segura”. En cambio, los osos negros son más pequeños pero más agresivos que los pardos y con éstos no hay que rendirse sino plantar cara lanzándoles palos, piedras y haciendo ruidos. Lo malo es que a veces hay osos pardos con pelaje negro y osos negros con pelaje pardo. ”

    No me rompan el hilo, que me pierdo

  12. Funes, ¿está hablando en alegoría?
    Lo de los osos pardos con pelaje negro y osos negros con pelaje pardo es como para quedarse pensando.
    A mí me parece que los osos de lejos engañan bastante, más que por el pelo, por la planta y los andares; pero de cerca enseguida se les ve a todos la mirada de tontos y malas personas al mismo tiempo. Sería preferible no relacionarse con ellos en absoluto, ni aunque te sientas muy solito en Alaska. Mejor solito que haciendo el feto cada dos por tres.

  13. Es posible que se nos haya querido decir que, si a la belleza estruendosa del cuadro de Friedrich le corresponde ese héroe estético que la contempla de pie, la estampita grafiteada tiene que conformarse con gustar -¡Qué bonita!- a ese pobre hombre, ahí sentado, algo cargado de hombros, que seguramente acaba de comerse el bocadillo. Pero nosotros, entrenados desde críos en el amor a negritos, chinitos, enfermitos y toda suerte de pequeñitos, no podemos sino ver en aquél una arrogancia antipática y encariñarnos un poco con el botarate.

  14. Procu, así tal cual lo cuenta Javier Reverte.

    Y no es alegórico; hay osos de la especie ursus arctos (oso pardo) que son de pelaje negro, y osos de la especie ursus americanus (oso negro) que son de pelaje pardo, lo cual es efectivamente un problema añadido para viajeros bisoños en osos.

    Ursus, por cierto, se llamaba el bárbaro guardaespaldas de Ligia en Quo Vadis,

    (No hará falta aclarar, ni para os que se pierden, que antes de este post me di una vuelta por la wiki)

  15. Otro vídeo que no fui capaz de ver completo; el de los mossos con el pobre hombre. Eso fue un linchamiento en toda regla. ¡Asco es poco lo que siento!.

    (prefiero a los osos)

  16. Profe Gengis….que ya nos fuimos de clase de arte 🙄

    Y me niego a pensar que es un botarate quien parece un percebeiro estudiando las olas bien vestido, jo

  17. Nadie está a la altura de su uniforme. Eso pensé, y sigo en ello, una vez que me crucé con una punky que, infiel a la imagen aterradora, iba quejándose de una rozadura producida por las botas. Sólo son personas.

  18. La diferencia está en el tamaño, que sí importa. El grizzly casi duplica en tamaño al oso negro. Y tiene joroba.

    El colega del parque de Sobrón (llamarle guarda supongo que va de cachondeo) tenía un bareto al lado de la presa y reunía animales no tanto por amor a la naturaleza como para montar un zoológico que atrajera las visitas. Tuve ocasión de ver a los osos antes del accidente y daban bastante pena. Los animales acabaron en el parque de la naturaleza de Carranza donde, como se habían acostumbrado a pedir comida, siguen haciendo el oso y alargando la zarpa ante las visitas.

  19. He dicho parque de Sobrón y ya me estoy arrepintiendo. Era un terrenito con unas jaulas; frente al bar, al otro lado de la carretera.

  20. Tareixa, el asunto que he abordado hoy tiene poco que ver con el del otro día. Entonces dije que el nazi estaba de espaldas; hoy, que está sentado. También yo sé cambiar de tema.

  21. Pues yo sé una historia de uno que se fue al monte a cazar osos y cuando vio a uno le disparó y le vio caer. Fue corriendo hacia allí y cuando llegó el oso no estaba, entonces le tocan el hombro por detrás, se gira y era el oso, que le dice “Aquí en el monte hay una ley que dice que por cada tiro fallado corresponde una enculada”. Y se lo hace.
    El hombre vuelve al pueblo con la hombría herida y se va a la tienda de artillería a por más munición.
    Vuelve al monte y se queda agazapado esperando al oso. En eso le ve aparecer y le dispara 5 tiros. Lo ve caer, va corriendo y cuando llega el oso no está, le tocan el hombro por detrás y es el oso, y le dice “5 tiros fallados.. 5 enculadas”, y se lo hace.
    El hombre vuelve al pueblo reptando y hundido y entra de nuevo a la tienda de artillería y se compra una metralleta de repetición.
    Vuelve al monte dos días después cuando ya puede andar y espera al oso oculto y agazapado. Cuando le ve aparecer le dispara: Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta!!! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta!!! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta!! TATÁ- TATÁ- TATÁ……….. Y ve caer al oso levantándose una polvareda impresionante. Llega corriendo al sitio y el oso no está!!. Al ratito le tocan el hombro y es el oso que de brazos cruzados y palmetenado la pata en el suelo, con voz cantarina y condescendiente le dice “me parece que tú al monte no vienes a cazar…”

  22. Muy bueno, GaChò. Me recuerda al cuento de Caperucita y la botellita de orujo. Pero en otro momento…

  23. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto |
    5 noviembre, 2013 en 0:04

    MIerda.

    Arte 2

    http://www.liveleak.com/view?i=dca_1383599623
    ——————————————————————-
    115/10
    Me parto.
    ——————————
    Good night.

  24. Gengis Kant | 4 noviembre, 2013 en 22:35
    Tareixa, el asunto que he abordado hoy tiene poco que ver con el del otro día. Entonces dije que el nazi estaba de espaldas; hoy, que está sentado. También yo sé cambiar de tema.
    ::::

    Ya, bueno, jajajajajajajajajajajaja. Ya tengo deberes nuevos. Nunca más discuto con filosofo ocioso con ganas de marear

  25. Conforme del todo con lo que dice Carlos Velasco Hernández en FB, felicito a la especie humana por su capacidad creadora, que llega al extremo de crear necesidades innecesarias. Y además las satisface.

  26. Tare, siempre hablo en serio. No tiene nada que ver el sentido que pueda albergar el hecho de que el nazi dé la espalda al espectador con las cavilaciones que nos produzca el de estar sentado. En una perspectiva estética, nada que ver, a pesar de que, fuera de ella, ahí sólo haya una diferencia nimia.

  27. ¡Me encantas, Gengis! Eres un liante con un estupendo sentido del humor. ¡Lástima que aquí pocos se enteren!

  28. También a la hora de hablar de las necesidades creadas debemos empezar por lo más obvio: preguntarnos, cada vez que nos encontremos con una, si lo convertido en necesario es una necesidad o un medio de satisfacerla, si la necesidad creada es la de viajar o la de tener un determinado medio de transporte (y, si se trata de lo segundo, si es la de tener sólo un útil de transporte o uno magnífico, que añada a la virtud transportadora la de permitir follar sin dar muchas explicaciones; y así sucesivamente). Una vez comprobado que en la inmensa mayoría de las veces sólo se trata de lo segundo, estamos en condiciones de perderle el respeto a una observación con pujos de profundidad crítica.

  29. Gracias, Tare. Tengo comprobado que son muchísimas las veces en las que las simpatías son mutuas; y lo vuelvo a comprobar.

  30. Perdón:

    ‘La inmensa mayoría de las veces’: sí.

    ‘En la inmensa mayoría de las veces’: no

  31. Gengis, en estos últimos días que esto dure, ya dije que les apeaba el tratamiento. Me gusta mucho el usted, pero no hasta que me confirmen nuevo chiringuito. Es mi protesta infantíl. Y no por perder el respeto ni tener confianzas que no me han dado.

    ¡caramba que horas! que nada, hasta mañana

  32. Vaya, acaba de llegar a mi correo publicidad de la revista ICON, esa que le despierta a Proc su vena poética y rimadora. La comparto con ustedes, que ya sé que disfrutan mucho con estas cosas.

  33. De “eres muy hombre” a “eres muchos hombres”. Qué bien resumido eso de la modernidad líquida que explicaba Zygmunt Bauman.

  34. El muchacho este, Venlencoso o como se llame, está bastante buenorro. Pero me da a mi que no lee Zygmunt Bauman ni siquiera en privado.

    Que tampoco importa mucho, eh.

  35. AE sobre UPyD y Ciutadans, con un par de tuits demostrativos de la diferencia de estilo que tienen Gorriarán y Rivera, por lo menos lanzando tuits. Habrá más cosas y además serán importantes, seguro, pero me han recordado a nuestras conversaciones etológicas de ayer, los osos negros de pelo pardo con joroba y sin ella, cosas así. Que qué culpa tendrán los animalicos.

  36. Por si existe aún alguien en España que no ha leído el chiste, que es muy bueno (además, hay tradiciones diferentes y se han detectado variantes).
    (Para ell hombre ICON será la instrucción tercera, supongo).

    Bienvenido/a al servicio de Salud Mental On-line

    • Si Ud. es obsesivo-compulsivo, por favor apriete repetidamente 1.
    • Si tiene Ud. una personalidad dependiente, por favor pida a alguien que pulse 2.
    • Sí Ud. tiene personalidad múltiple, apriete 3, 4, 5 y 6.
    • Si Ud. es paranoide, nosotros sabemos quién es Ud. y qué quiere. Permanezca en línea de modo que podamos rastrear su llamada.
    • Si Ud. delira, apriete 7 y su llamada será transferida a la nave espacial.
    • Si es disléxico, apriete 9696969696969 exactamente en ese orden.
    • Si tiene amnesia, apriete 8 y diga su nombre, su dirección, su número de teléfono, fecha de nacimiento, número de carnet de identidad y de conducir, y el segundo apellido de su madre.
    • Si tiene un trastorno bipolar, por favor deje un mensaje después de la señal o antes de la señal o después de la señal. Por favor, espere a la señal para empezar a apretar.
    • Si tiene pérdida de memoria a corto plazo, por favor apriete 9.
    • Sí tiene pérdida de memoria a corto plazo, por favor apriete 9.
    • Sí tiene perdida de memoria a corto plazo, por favor apriete 9.
    • Si tiene perdida de memoria a corto plazo, por favor apriete 9.

  37. Todo coincide, Cernuda, los tuits de las golondrinas, la pila de trabajo que tengo, que cuanto más trabajo tengo más poesitas leo, y cuantas más poesitas leo y más moscas cazo más trabajo amontono, eso no lo sé cómo puede suseder.

    Última estrofa de la «Oda al otoño» de Keats, traducción de Luis Cernuda:

    ¿Adónde con cantos se fue la primavera?
    Mas no lo recordemos, que en ti música hay.
    Cuando florece en nubes el día declinante
    cubriendo los rastrojos de un matiz sonrosado,
    un coro lastimero de cínifes se duele
    entre orillas de sauces, que erguidos o doblados
    siguen al viento leve según renace o muere.
    Hay corderos que balan por su otero nativo
    mientras cantan los grillos, y luego, blandamente,
    el pitirrojo [sic] silba cerca de alguna huerta
    o trinan por el cielo bandos de golondrinas.

  38. Y por qué los insecticidas no se llamarán cinificidas, es más bonito y específico, los usamos casi siempre para exterminar cínifes; también para implementar algunos furmicidios, cierto es, pero son los menos, yo creo.

    ¿Esto es inundar?

  39. Hola, Holmesss, no se vaya, me sé más:

    ¿Sabe cuántos psicoanalistas hacen falta para cambiar una bombilla?
    Solo uno. Pero la bombilla ha de querer verdaderamente cambiarse.

  40. Prucuofijarme, muy bueno, con el valor adicional de que los psicoanalistas también se reirán mientras asienten, claroclaro

  41. No sé, esto de la risa por lo visto siempre es a costa de alguien. Así que me supongo que en la historia que le relato nos burlamos de la bombilla. ¿Usted qué cree?

  42. Con toda pompa y circunstancia anuncio el fin de mi amorío que tanto me entretuvo estos meses. Lloré espesas las lágrimas de rigor y desamor y hasta escuché una banda sonora.

    Ha sido traumático amar a un erizo, mas daño que esquivar las púas es tocar la piel. y no quiero ponerme melodramatica

    Snifff. ¿Un abrazo de grupo?

  43. Eso no lo sé, me ha encendido un apagón.
    El otro día compré bombillas en los chinos, puse cinco en una lámpara y en menos de dos días explotaron cuatro. Luz y fuegos artificiales por muy muy poco dinero. Los chinos son geniales y las bombillas seres imprevisibles.

  44. ¿Y si algún alma caritativa me diera el equivalente de un bofetón para que me calle y me ponga a trabajar?

  45. Ya sabe, Tare, que hombres ( y ahora múltiples con Icon ) no le han de faltar, más bien sobrar.

  46. ¿Pero te clavó el puón? Pues entonces ya está mujer, ya está, eso que te has llevao. Si los yogurines son pa eso, para mejorar la piel.

  47. Aquí veo yo que a los hombres se nos trata como meros objetos sexuales. Y eso no está bien. Os voy a denunciar a Emakunde. ¡Machistas!

  48. Con la venía: yo solo menté a “los yogurines”. Nadie aquí puede darse por aludido. Mi categaría de cuajada me lo dilucida.
    Lucida.

  49. A mí lo que me pone realmente de mala ostia es la tontería de los erasmus. Ahora resulta que el gran meaculpa del PP en la cosa de la educación tiene que ver los niños de las clases medias que con una beca de 600 euros y 12.000 pavos de los padres se iban diez meses a follar a Bolonia como descosidos. Paísss.

  50. Cuando oí la noticia ayer pensé que la supresión de las becas podía ser un ahorro bastante razonable (una vez que aceptamos que no hay dinero para todo lo que solía) porque se iba a mantener la beca a los ya becados, aquellos cuyas familias en ningún caso iban a poder sufragar esas estancias. (También es verdad que a los que sobrepasan justo cinco euros el límite para solicitar cualquier ayuda les queda una buena cruz de paganismo irredimible en todo y siempre). El programa Erasmus (sí, también conocido como Orgasmus y Follasmus, pero otra cosa sería muy anormal: tienen veinte o veintipocos, estudian algo, pero sobre todo se divierten, hacen muchas excursiones y conocen a un montón de gente) es uno de esos maravillosos lujos con los que soñábamos. La escandalera que se ha montado después me ha parecido mal. Y no me refiero al propio PP, el beneficiario como dicen Pirata y Jabois, que esa es otra, sino al coro de voces de los que por abreviar llamaré partidarios de lo público. Si vamos a montar el mismo pifostio por todo acabaremos no sabiendo distinguir qué es lo importante.

  51. Si ve el video de Jennnny. sé de uno que le va a poner la cruz a la Ciudad Santa, o sea.

    **********

    Proc, si apenas se sabe distinguir deseo de necesidad…

  52. Van Morrison el 21/12 en el Liceo.
    Las entradas van que vuelan, aviso ( y se publicó hace menos de 24h )

  53. ¡Vamos, Holm, no me diga que no le gustan las calles de la Garbatella! Y eso que en el vídeo de Moretti están vacías (o filmó un domingo de mañana o se las despejaron para la toma), absolutamente inusual. Es como decir que a uno no le gusta Cádiz, Nápoles o la Alfama porque están demasiado sucias. La Garbatella tiene algo de todas ellas. Hágame caso y no se la pierda cuando (si) vuelva (e) a Roma.

  54. Qué va! Yo iré encantado, incluso precipitaré una peregrinación o algo: el uno del que hablaba no soy yo, que circulo gozoso por todo tipo de adoquines con mi scooter.

  55. Me da un poco de miedo entrar en el asunto de la belleza compatible con la suciedad, no vaya a ser tachado de gusano nauseabundo al servicio de la banalidad del mal; pero veo algo raro en ese gusto por cosas, como los palacios e iglesias de Nápoles, cuyo creadores, conviene recordar, no los hicieron viejos sino nuevos y bien limpios. Yo mismo tengo la costumbre de justificar ese gusto, y lo hago nada menos que alabándolo, al asociarlo con una sensibilidad que nos permitiría ir más allá de la mera captura visual -en panavisión, anuncian en algunos autocares, y sentir el paso del tiempo y cosas así.

    Reconozco, sin embargo, que esa estética no consigue desbordar la unidimensionalidad del ojo viajero, por la sencilla razón de que el viajero sólo puede captar el tiempo de las cosas que observa mediante sus efectos visibles; no como el indígena, que lo siente con su existencia entera, habitando un lugar, viviéndolo.

    Esa degradación de la experiencia del tiempo, que ha hecho de él una estampa, una imagen de quita y pon, tenía que dar, y lo dio, un paso más. Hablo de esa impostura que consiste en reformar casas y comercios con un aspecto de abandono que nunca llegaron a tener. Es el lustre del desgaste.

  56. Los que cruzamos la frontera norte habitualmente ya estamos acostumbrados, pero es posible que alguno de ustedes haga tiempo que no visita las bellas tierras de la Valencia Norte, esa que llega hasta los Pirineos.

    * Pongamos que usted tiene tiempo y ama los paisajes y viene desde Puentevedra transitando sólo por carreteras nacionales, sin pisar autovía ni autopista, tendrá acostumbrado su cerebro, su oído y la memoria muscular de su pantorrilla y su tobillo a circular a 100 Km/h.
    En cuanto pise usted la raya catalana, de repente verá una señal pequeñita que pone 90.
    Lo primero que pensará es que es muy rara, que es como las de Francia, luego igual le da por pensar a ver si es que allí se las hacen más baratas o algo, pero que el fabricante francés también las podía hacer del tamaño estándar en España.
    ¡Grave error pardilloooooooo! usted venía con su pie fijo a 110 Km/h. porque así no hace saltar el radar fijado en 100 Km/h. pero ahora pone 90 y hay un radar justo después de cambiarle la norma de las carreteras nacionales. Ya le han dado la bienvenida.

    * Ahora, para usted en el restaurante “El descanso del camionero” o “La ruta es traicionera” y cuando le dicen “bon día” usted que es muy multi culti le contesta a su ves con un “bon día” de cortesía. La volvió a cagar pardillo, porque cuando luego sigue usted dirigiéndose a la niña en castellano porque no la entiende ni papa, ella le tuerce el gesto y usted percibe claramente el grave esfuerzo que supone explicarle lo que son les monjetes.
    En un restaurante se lo explicarán, en la mayoría de los demás sitios que visite, amigo mío, le seguirán contestando en catalán aunque usted les hable en castellano, por ejemplo en un museo.
    Esto ha cambiado, antes pasaban automáticamente al castellano, pero los que te atienden ahora son jóvenes y jovenas formados en las icatalastolas y es mucho más probable que se empeñen en seguir con el catalán. Parece que no entienden que para un viaje a China uno no aprende chino. Para vivir allí sí.

    * Cuando al día siguiente vaya usté a pagar la dolorosa en el hotel, vera usted que le presentarán un nuevo y justificadísimo impuesto por ser un puto turista: un leuro por persona y noche. No importa si usted se desgañita en el mostrador de recepción jurando que, oiga que usted viene a la tierra del negoci a hacer negocis, por lo que en ningún modo puede ser considerado como turista.
    Lo último que dirá con seguridad es que le esperen que en verano vuelve, fijo.
    Por cierto cada vez que haya repostado en Cataluña, también habrá pagado un nuevo impuesto justificadísimo, que se llama “centímo sanitario” aunque sea más de un céntimo.

  57. holmesss | 6 noviembre, 2013 en 13:36

    Van Morrison el 21/12 en el Liceo.
    Las entradas van que vuelan, aviso ( y se publicó hace menos de 24h )
    ***
    Holmesss-Muhammad no fue a Ivan-La Montaña así que ahora va Ivan-La Montaña y viene a Holmesss-Muhammad.
    Increíble.

  58. Adapts, creo que se ha vuelto muy rápido de Puentevedra.
    (Se le ve, no sé cómo decir, ¿molesto?).

  59. ¿Y qué opinan los estudiantes que ya este curso habrían recibido más dinero Erasmus gracias a Wert?

  60. Hoy he estado negociando una acuerdo para el primer trimestre del 2014 con una señora. (El Q1 lo llaman los demás ahora)

    Usté que es dama y mujel me lo dirá. Durante toda la conversación mi a sus enormes mirada saltaba de sus ojos a sus pechacos, vuelta a sus ojos, vuelta a sus perazas, y así…

    ¿Cree usted que me habrá beneficiado esta estrategia negociadora?

  61. Sólo puede enarbolar la bandera de la solidaridad estudiantil el que se haya olvidado de todo lo que significó la de clase. Sin este anclaje, todo vale, y lo que vale la mayoría de las veces es exactamente nada: la solidaridad de los espectadores deportivos, la de los atletas de acera, la de los palmeros… qué sé yo.

  62. Admitido que, según Bansky, un nazi es un romántico adocenado, queda por saber si lo criticado ahí es principalmente el romanticismo o su adocenamiento. La diferencia no es bizantina, o no lo era para los jóvenes nietzscheanos que pensaban que no podían seguir siendo de la OJE, una opinión no compartida por los que, más nietzscheanos que ellos, nos habíamos dado permiso para estar donde nos diera la gana.

  63. Explico que no podían seguir siendo de la OJE porque la individualidad nietzscheana se supone que es incompatible con cualquier uniformidad.

  64. Abrumado por la culpa de haber afirmado que Santo Tomás era un tontolculo y dolido por la sutil recriminación que me hizo Proc, he pasado un buen rato leyendo desordenadamente la Summa Theologica. En fin. A veces soy demasiado moderado.

  65. Adaptaciones metabólicas hepáticas en vacas de alta producción durante el periodo periparto |
    6 noviembre, 2013 en 22:47

    a) …
    b) …
    c) …
    d) …
    (Mi tres o cuatro primeras reflexiones no son muy buenas, Adapts. ¿No le ha arreado un guantazo? Peor).

  66. Perro, ni usted ni yo estamos estamos en condiciones de llamar tontolculo a Tomás de Aquino por sus obras, como no lo estamos para llamárselo a Max Plank por sus ecuaciones.

  67. Perro, Santo Tomás Tontolculo* de Aquino es un icono pop.

    *Por lo que a mí respecta, para los restos.

  68. Se me quitaron mucho las ganas de reírme de los autores que entraban en los exámenes cuando caí en la cuenta de que la probabilidad de que el tontolculo fuera yo, en vez de llos, era muchísmo más alta.

  69. Gracias, hermana, me reconfortan sus palabras.

    Por cierto, que sabias las sociedades que, una vez detectados los evaporados que pasan sus horas especulando con teologías, logran que estos se recluyan voluntariamente en un beaterio a seguir con sus cosas y a cantar salmos y a comer sopas.

  70. El primer precepto hermenéutico para leer a los clásicos dice que cuando crees que estás delante de una tontería, el tonto eres tú. No falla.

  71. Gracias por los apuntes, Gengis. Probablemente tiene usted razón de que, en su caso, no falla.

  72. Mi impugnación, en todo caso, es radical. No me voy a andar con las tonterías una por una.

  73. Por supuesto que en mí no falla, si es que quiere concocer mi opinión sobre su insulto.

  74. Gengis: «Se me quitaron mucho las ganas de reírme de los autores que entraban en los exámenes cuando caí en la cuenta de que la probabilidad de que el tontolculo fuera yo, en vez de llos, era muchísmo más alta».
    ***
    Gengis, y al revés. Es la estrategia Nelson
    para la supervivencia. A veces es la única.

  75. No es un insulto, Gengis. Simplemente le devuelvo con elegancia sus elegantes observaciones. Sé que lo hacía por defender la memoria de Tomás ante quien soy, no hace falta decirlo, un enano.

    Vamos, que no hacía falta.

  76. Ustedes no se están mirando a los ojos y a los senos, a los ojos y a los senos, ¿no?

  77. Es muy probable, Perro, que su impugnación radical se base en ideas que se ha encontrado usted en el ambiente; ahora falta saber si las ha entendido bien.

  78. También puede ser que esté juzgando con criterios extemporáneos la obra de un monje italiano del siglo XIII.

    En todo caso, Gengis, no he sido el favorito de mis profesores de filosofía. Creo que despreciaban mi tendencia a resolver los nudos gordianos a la manera alejandrina.

  79. No sé si usted también cae en él, pero a menudo el problema no es el de aplicar (dicen que) anacrónicamente un determinado canon científico, sino el de no saber exactamente cuál es ese canon que se está aplicando de un modo (dicen que) anacrónico.

  80. Por cierto, no defiendo tanto a Santo Tomás como a los que dedicamos mucho tiempo a entender a pensadores como él, por más que estemos convencidos de la falsedad de sus admirables razonamientos. Pero igual eso es una giipollez.

  81. Digamos que eso es lo que llamamos Cultura. Una hermosa manera de perder el tiempo o de ocuparlo.

  82. Se nota que estoy harto de soportar bromas sobre la filosofía basadas casi siempre en ideas que los propios profesionales de la disciplina conocemos y valoramos mucho mejor que el gracioso.

  83. Entiendo su preocupación, llamémosla crepuscular, por el oficio de profesor de filosofía. Pero deberá seguir aguantando las bromas como los demás aguantamos, por ejemplo, a los escolásticos.

  84. Degradación de la experiencia en el tiempo. Ajá. Pero eso es exactamente de lo que se viene librando Nápoles. Queda poco, però. Las rehabilitaciones para simular o destacar el abandono no son por el momento el gran problema; más bien es lo contrario: pasear por el puente Carlos, Pest o el castillo de Dulcigno como si los acabasen de inaugurar. Resplandecientes, asépticos, tomados por las franquicias y perfectamente imprescindibles.

  85. A mí me gustan ambas cosas, la Cultura y su carnaval, y seguramente la una solo gracias a la otra. Un tontolculo bien dicho sirve para dar vidilla a las misas.

  86. No sólo la cultura, casi estoy dispuesto a decir que todo -las ideologías políticas, la marcha del PIB, el consumo de solidaridad…- tiene mucho de distracción, ¿pero qué podría ser eso de lo que todo nos tendría distraídos?

  87. Pos a mí depende si me pilla en el momento misa o en el momento carnaval, que en este igual me lanzaba emocionada a su regazo. (Sin el boli de firmar el Q1. Por no lastimarle alguna parte. Alguna partes).

  88. En Nápoles, la rehabilitación que destaca el abandono ya la ha llevado a cabo nuestra mirada, precisamente al disfrutar del mismo. Ya hemos puesto la premisa para que se materialice esa estética. Digo esto sin olvidar la alegría visual que provoca ver en esa ciudad las maneras inverosímiles con las que la pobreza se ha hecho dueña de los palacios, convertidos en bloques de viviendas ante los que no da a basto el ojo humano para captar el abigarramiento infinito de fantasías propias de una gran escuela chapucera.

  89. Ah, contra, que es la rehabilitación de la mirada. Peligrosa deriva la de la claque postromántica de la escolástica, porque en el camino perdieron al griego que había en Aquino.

  90. La filosofía no tiene pinta de estar acabando sus días. No, mientras haya quien se dedique a la tarea filosófica de argumentar contra ella; quiero decir, de argumentar contra ella como hacen normalmente los que argumentan contra ella; quiero decir, como lo hacen los que argumentan.

  91. En efecto, Hablo de la rehabilitación de la mirada como premisa de las reformas en las que se pretende materializar el estereotipo visual de “aquello enaltecido por la pátina del tiempo”.

  92. Pirata, su parodia me preocuraría si yo no distinguiera entre la misma y las cosas que digo, pero es usted quien no las distingue.

  93. Nápoles no se ha rehabilitado, Nápoles sigue acumulando mierda y gloria a partes iguales a través de los siglos sin enaltecerla ni ocultarla. Ésa es su grandeza. Se libra de la asepsia de Praga, de Cracovia, de Edimburgo o de Budapest porque sigue igual de viva que cuando Aquino, por cierto napolitano, se paseaba por allí. Dudo que Cisneros pudiera decir lo mismo de Madrid. Ni siquiera yo puedo reconocer el Madrid de mis 20. Lo más castizo que nos queda en la Gran Vía es Nebraska, con eso lo digo todo.

  94. Perro, a mí no me queda otra que resignarme a aguantar las bromas sobre la filosofía, pero lo que sí tiene remedio es que el dueño de un blog tenga que aguantar a un escolástico. Buenas noches a todos.

  95. Y si lo que dice un monje del siglo XIII es una soplapollez (o no) y ahora debemos estudiarla y rebatirla o apoyarla con sofismas, soflamas y souflés, ¿por qué no hacer lo mismo con las últimas declaraciones de Vicente del Bosque o Belén Esteban?

    ESTO DE LOS PUTOS CURAS Y DE LOS FILÓSOFOS HASTA LA MISMÍSIMA POLLA.


Los comentarios están cerrados.