Los perdidos

astrorunnerA principios del siglo XXI, un grupo de polizones que habían ocupado la nave NK’Journal fueron abandonados a su suerte por el Capitán Sword. Aturdidos y desesperados, sin conocimientos de navegación y sin líder, se dedicaron a atacar a otras naves para humillar a sus capitanes, robar provisiones, entonar alegres cantos, pelear entre sí y jalear a los vencedores. Han visto cosas que vosotros no creeríais. Ahora, abandonados de nuevo a su suerte por el último capitán al que han parasitado, vuelven a navegar sin destino por el hiperespacio.

Sean bienvenidos todos los perdidos, porque «el espacio exterior no es lugar para una persona de categoría» (Violet Bonham Carter).


  1. Esta página en realidad no estaba pensada para hacer comentarios, pero la maldita plantilla no permite bloquearlos. Pequeños desajustes que se iran corrigiendo.

  2. Qué bonito es renacer con una jeta nueva. Aunque las fobias y filias sean las mismas.

  3. Estoy probando: ¡Hola!. Tuve que añadir número a mi nombre ¡qué coñazo esto de registrarse en wordpress…

  4. Yo no tenía nombre ni avatar. Ahora tengo de todo, tras unos sencillos trámites que no han requerido pólizas, tasas ni diezmos. Gracias, líder carismático, crianza espiritual del poniente de Cataluña.

    (Lo de crianza es porque, pour le moment, a reserva no llegas.)

    ((Razones de edad, simplemente.))

  5. Buenas noches, y al grano:

    FdM, para alcanzar a la tortuga Aquiles no tuvo necesidad de ninguna discontinuidad. El error de Zenón de Elea, al pensar que en un espacio continuo (aquí ‘continuo’ tiene el significado antiguo de infinitamente divisible) Aquiles no la alcanzaría jamás, consistió en no darse cuenta de que los avanzes infinitesimales que integran uno finito tienen lugar en tiempos también infinitesimales, del mismo modo que un avance finito, integrado por infinitos infinitesimales, tiene lugar en un tiempo finito. Zenón se dejó llevar por una mala imagen: la de una serie infinita de avances infinitisimales que se prolonga en una serie infinita de tiempos pequeños pero finitos. De ahí ese “jamas”.

  6. Bonita casa Perroantonio. Te deseo que el generoso esfuerzo merezca la pena. Un abrazo y un recuerdo agradecido a Jabois.

  7. Recién recibida el alta me reincorporo a la vida civil. He estado en la clínica Bouchinger de Marbella, lo del vall de Hebrón fue una añagaza para librarme de aquella catalana celosa y nacionalista. Un recuerdo para el “ingrato” M.
    Les recomiendo con fervor que lean la entrevista que le hace Blanca Berasategui a Félix de Azúa en El Cultural de EM publicado ayer. Esta Cultural es bien interesante, se ve la mano de Blanca detrás. En el Fnac de Diagonal lo tenían escondido en un armario, y para que me lo dieran tuve que ponerme exigente. Sin duda lo que dice Azúa es vergonzoso para los catalanes, muy vergonzoso.


Los comentarios están cerrados.